Esta es una de las tantas historias de los abusos de Cometra, una empresa dedicada al transporte de valores: un taxista con su familia se estacionaron al lado de una camioneta blindada de la empresa y accidentalmente el taxista golpeó con la puerta la carrocería de la camioneta, entonces de la ventanilla uno de los custodios dio un disparo al taxi con revolver.

No es la primera vez que se escucha de los abusos por parte de los custodios, de hecho, el año pasado, la empresa recibió una suspensión debido a estas acciones. Una de las historias que he escuchado, y hablando extra-oficialmente fue, la de un joven que coincidió en el momento en que los custodios llevaban cargando valores en un centro comercial hacia la camioneta, y el joven se le ocurrió preguntar la hora a uno de los custodios, acción a la que respondió, amagando al joven con un revólver.

Haciendo una rápida búsqueda en Google, nos podemos encontrar con más historias de estas.