Escudo-distrito-federal.png Muchas personas piensan que los ciudadanos del Distrito Federal son ciudadanos de segunda y no me refiero a aquellas que lamentan los gobiernos del PRD.

Durante muchos años tuvimos un regente, que era designado por el presidente y en la mayoría de los casos era meramente una figura decorativa. Al gobierno federal no quería correr el riesgo de tener una oposición activa en la sede los poderes.

El aumento de la fuerza de la oposición coincidió con el creciente deseo de los habitantes del D.F. de contar con un gobierno democráticamente electo. En 1996 la reforma política nos otorgó a los capitalinos el derecho a elegir jefe del gobierno, jefes delegacionales y a la Asamblea de Representantes (hoy A. Legislativa)

Andrés Manuel como Jefe de gobierno trato de otorgarle el carácter de Estado (de Anáhuac), sin éxito. Uno de los motivos fue la solicitud de un presupuesto especial para otorgar seguridad a las dependencias federales y que éstas pagaran impuestos. Marcelo Ebrard, prometió en su campaña retomar el proyecto de convertir la capital en estado libre y soberano, con una constitución propia.

La Comisión Especial para la Reforma del Estado de la Cámara de Diputados recomendó a la 60 Legislatura y al próximo presidente de la República, impulsar un paquete de reformas entre las que se incluye:

  • Elaboración de una Constitución para el Distrito Federal: otorgando plena autonomía a las autoridades de la ciudad.

Por cierto, el Presidente de la República nombra a el Procurador de justicia y al Secretario de Seguridad Pública, por lo que Fox podría haber terminado de manera indirecta desde hace mucho tiempo los plantones, ¿Por qué no lo ha hecho?