Desafortunadamente para quienes vivimos en la Ciudad de México el panorama de ver vendedores ambulantes en prácticamente todos lados ya es algo normal, sin embargo no deja de sorprender que 500 mil personas ejerzan este oficio, según cifras del Gobierno del DF.

Estas personas practican la vendimia callejera en todas las modalidades, las cuales van desde los llamados “toreros”, hasta los que tiene un lugar para vender en una calle o en los mercados sobre ruedas, ahora conocidos como tianguis.

Hablando de estos últimos, quizá son muy molestos para los automovilistas y vecinos, pero se trata de la única forma de abasto de mercancías para personas que viven en delegaciones como Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón, que curiosamente son las más habitadas de la ciudad y juntas concentran 721 tianguis.

Otro dato interesante es que el comercio informal también se concentra en la estaciones del metro Tacubaya, Chapultepec, Aeropuerto, Hospital General, La Raza, Indios Verdes, Pantitlán y Observatorio, el problema llegó a tal grado que ahora ya el gobierno les construirá nuevos espacios.

En fin se trata de un problema muy grave que tiene dos vertientes, la primerase debe a que las fuentes de trabajo en esta ciudad son muy limitadas, por eso el boom de esta actividad, la otra es qué van a hacer estas personas si de repente se les cierra esta actividad. Esperamos sus comentarios.

Vía: Exonline

Siguiente artículo

Noche de Alebrijes