mazamitla

La Sierra del Tigre está siendo promovida por personas que en realidad les interesa el ecosistema y los recursos naturales de su Estado. Personal académico y alumnos del ITESO, están estudiando como promover el turismo responsable y la conservación de las tradiciones y costumbres de la región.

La Sierra del Tigre está ubicada al sur de Jalisco y sureste de Michoacán y es un territorio que hasta el día de hoy, se caracterizaba por contar con poca cultura de preservación de recursos naturales, formas de aprovechamiento sustentable y la falta de estrategias de protección turismo ecológico, lo que habían provocado una fragilidad ambiental notoria.

Esta hermosa zona cuenta con los pueblitos como Atoyac, que es el inicio de la sierra, Gómez Farías, Concepción de Buenos Aires, Tamazula de Gordiano, Valle de Juárez, lugar donde el clima de la sierra nos da la sorpresa de notarse en su totalidad, Mazamitla, un pueblo Mágico en el Bosque, Manzanilla de la Paz, el tesoro de la región, Zapotiltic y por último, la ciudad a las faldas del volcán, Zapotlán el Grande.

La ruta de poblaciones de la región, está adscrita a un programa de recuperación del patrimonio natural, y se está planeando por cada una cómo ofrecer un turismo alternativo al conocido aprovechando al máximo los recursos, conservando desde recursos naturales, hasta comida típica y tradiciones de celebración en épocas culturales o religiosas.

Y en este plan también se encuentra contemplado remodelar bibliotecas públicas locales, museos y los centros de cada ciudad, pues es por esto y a través de la cultura, que las poblaciones se dan a conocer y podrían obtener la atención de todo el país, para lograr sus objetivos de conservación y aprovechamiento sustentable.

Bien por los estudiantes y profesores del ITESO, que buscan día a día poner un granito de arena en su entorno y sus comunidades y apoyar a los interesados que desean hacer de nuestro país, un mejor lugar para vivir.

Foto: Flickr

Perla Cristal Gomez

Comunicadora, amante de las mascotas. Encargada de divulgación en una sociedad protectora de animales y ñoña profesional. Más artículos del autor »