atirantado

Desde hace unos meses se viene gestionando en Guadalajara un nuevo proyecto vial: la construcción de un puente atirantado entre las avenidas de López Mateos y Lázaro Cárdenas.

Debo decir que no estoy de acuerdo con el proyecto, pues no considero que un puente atirantado sea la opción más conveniente para una ciudad que no posee ni ríos, ni lagos para atravesar, y que además, tiene un serio problema de transporte público.

Aún así, el día de ayer la Secretaría del Medio Ambiente autorizó la Manifestación de Impacto Ambiental a la Sedeur, que consistirá en la creación de un documento donde se establezcan los puntos mínimos a cumplir para comenzar a construir, y en caso de no cumplirse, la obra podrá ser cancelada.

Estas condiciones, que son 57, van más o menos desde el manejo adecuado del tema pluvial para evitar inundaciones futuras, los productos que se utilizarán en la obra, el arbolado actual y el futuro, y deberá establecer medidas de prevención para los predios de la zona de construcción.

Demás está decir que yo estoy en contra de esta construcción, pues me parece un gasto totalmente innecesario que únicamente serviría para ser una macro obra que nos recuerde a la actual gobernación.

Mejor invertir en transportes alternativos en la ciudad, ¿no creen?

Foto: El Informador

Perla Cristal Gomez

Comunicadora, amante de las mascotas. Encargada de divulgación en una sociedad protectora de animales y ñoña profesional. Más artículos del autor »