Hace apenas un mes les platicábamos sobre la Ley General de Turismo en México, que es la que se supone dará más soltura a los hoteleros para recibir apoyos económicos del gobierno, invertir y desarrollar estrategias que aumenten el turismo en el país.

En ese misma nota, yo critiqué la decisión de aprobarla, no porque esté mal querer crecer la industria del turismo en el país, sino porque la ley fue aprobada a vapor sin revisar a fondo lo que ello implica, y tiempo después la soltura en sus especificaciones nos dio la razón.

Justo al mes de aprobar la ley, el Presidente Felipe Calderón pidió el cese de actividades del delegado de la Secretaría de Medio Ambiente en Quintana Roo, Carlos Rafael Muñoz, pues autorizó la construcción de una obra en el Malecón de Cancún que destruyó muchos manglares.

Las actividades terminaron ya, pero la construcción en el malecón y la destrucción de tan importante fuente de vida silvestre no. Y justo este mes, en el marco de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, en el que nuestro país es juega un papel importantísimo, la ley aprobada, resguarda ese crimen ambiental.

Las personas que viven en Cancún no me dejarán mentir, en la zona de construcción hay anuncios que indican se destinarán 74 hectáreas como reserva para los manglares, pero se tiene contabilizado que ya han sido eliminadas alrededor del 80% de las hectáreas de manglares que antes existían ahí.

Si mal no tengo entendido, la zona sur del país debido a que es una de las que más derrama turística tiene, es una de las que más recursos naturales pierde día a día y ni qué decir de los recursos culturales de la zona. Cada día es más difícil ver a las personas que habitaban esos terrenos en la antigüedad, las costumbres, las lenguas que se hablaban ... todo por un mal manejo de la planeación de recursos y de legislaciones que dejan huecos por todos lados para que los grandes empresarios hagan lo que desean con ellas. Turismo depredador, le llaman.

¿Dónde está la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) cuando se le necesita? Es que ¿no es acaso para esto que la tenemos? La respuesta es sencilla: la Profepa no cuenta con presupuesto ni con personal suficiente vara vigilar el cumplimiento de la ley.

Un día del Medio Ambiente donde no se cuida nuestro entorno.

Foto: monky.cl

Perla Cristal Gomez

Comunicadora, amante de las mascotas. Encargada de divulgación en una sociedad protectora de animales y ñoña profesional. Más artículos del autor »