visa-canada

La embajada de Canadá en México ya ha publicado los detalles para tramitar la nueva visa que su gobierno pedirá de ahora en adelante a todos los mexicanos para poder visitar aquel país ya sea como turista, estudiante o para realizar negocios y permanecer ahí hasta por seis meses.

La solicitud sólo podrá realizarse en la embajada de Canadá pues los consulados no están validados para hacer este trámite, se deberá cubrir una cuota de 835 pesos para recibir un paquete que contiene una lista de los requisitos y documentos específicos que apliquen en cada caso, el formulario de la solicitud y un conjunto de formularios adicionales.

Estos documentos se deberán enviar por correo o depositarse en el buzón de Solicitudes de Residencia temporal que se encuentra en la embajada de Canadá.

Entre los requisitos destaca que el solicitante debe comprobar que su estancia en aquél país será temporal, que cuenta con los recursos económicos para solventar el viaje, que va a regresar a México, que no intentará trabajar o estudiar en Canadá, que no tiene antecedentes penales, que goza de buena salud, entre otros.

Hay tres tipos de visas: las de una sola entrada, las de entradas múltiples y las de tránsito, para más información puedes visitar la página oficial o ir directamente a la sección de visas de la Embajada de Canadá que se encuentra en Schiller 529, Col. Bosque de Chapultepec.

Actualización: Los costos para tramitar las visas canadienses son de:

  • Una entrada por persona: $835
  • Entradas múltiples por persona $1665
  • Cuota familiar $4445
  • Permiso de estudio $1390 *Puede obtenerse una visa de residente temporal al mismo tiempo, utilizando la misma solicitud. No se cobra una cuota adicional.
  • Permiso de trabajo $1665 *Puede obtenerse una visa de residente temporal al mismo tiempo, utilizando la misma solicitud. No se cobra una cuota adicional.
  • Permiso de trabajo (grupos)$5000

Jessica Uribe

Creadora de contenido. Coordinadora editorial de Vivir México y Nomadistas. Chocolatómana y adicta a los tenis. Más artículos del autor »