pantalones al sol

Yo sé que mucho se habla sobre la escases de agua en el DF, pero tenemos que afrontar la realidad: en poco tiempo nos quedaremos con muy poca agua o sin nada.

El año pasado, ante los constantes cortes que el Gobierno del Distrito Federal propuso para ahorrar, los cambios de regaderas por aquellas que ahorran más y la constante repetición en todos los medios del discurso "revisen fugas y ahorren agua" la ciudadanía se hizo una imagen clara de que este año, entre más se cuide el vital líquido, será mejor.

Pero la pregunta práctica nos la hacemos todos: ¿cómo puedo hacer de mi casa un hogar sustentable? y en específico, ¿con qué acciones lo puedo iniciar?. Pareciera difícil al pensarlas, pero realmente son cambios de hábito que no nos cuestan ni trabajo extra, ni inversión y que con el tiempo se reflejarán en nuestro beneficio.

¿Quién no recuerda el consejo que nos daban en la primaria para ahorrar agua en el hogar? Yo los recuerdo como si fueran ayer, y a pesar de lo mucho que insistía en que en casa los practicáramos, desgraciadamente jamás lo hicimos. Ahora es buen tiempo para comenzar:

  • Pon una botella llena de agua en el tanque del baño para que cuando le bajes al excusado, se gaste menos.
  • Cambia los focos incandescentes por ahorradores, es decir de luz cálida de alta potencia, a luz blanca de menores watts.
  • Cuando laves tu ropa, si la lavadora tiene doble enjuague, reutiliza el segundo enjuague para regar el jardín.
  • Cuando te bañes, antes de dejar el agua correr para esperar a que salga el agua caliente, coloca una cubeta y utilízala para regar.
  • Además si no tienes la necesidad de usar secadora, seca tu ropa al sol. Gastas menos gas, electricidad y tu ropa se ventila mejor.

Parece sencillo ¿no?, te invito a realizar estos pequeños cambios de actitud todos los días.

Foto: Malu Green!

Perla Cristal Gomez

Comunicadora, amante de las mascotas. Encargada de divulgación en una sociedad protectora de animales y ñoña profesional. Más artículos del autor »