Este fin de semana que termina mayo y comienza junio, vengo a recomendarles salir de la ciudad.

Sea que vivan en la capital o en el interior de la república, una salida a esos lugarcitos de los que somos ajenos y que podemos disfrutar, siempre será reconfortante y nos dará la sensación de refrescar nuestra vida diaria en el lugar que residimos.

Tengo muy presente cuando visité en el Estado de Michoacán la cañada de los 11 pueblos. Esa ruta forma parte del territorio purépecha que con sus paisajes, sus habitantes y su cultura demuestra por que esta región fue la única que resistió los embates del pueblo azteca.

Con una vegetación intensa pero un clima muy agradable a lo largo del año gracias al río Duero que baña las orillas de esta gran region, los once pueblos comienzan en Chilchota y terminan en Carapan.

Recorrerlos es todo un deleite visual y gastronómico pues platillos como las corundas, los uchepos y los deliciosos tamales de zarzamora (churipos) serán cosas que puedes probar en esta región.

Obviamente lo que puedan comer en cualquiera de los 11 pueblos serán derivados del maíz, pues la región era reconocida como productora de la semilla y la tradición de la cocina aún se preserva. Mi recomendación es llegar a un hotelito pequeño y económico en el camino, pues es así como más se puede disfrutar el clima, de la cocina típica y sobre todo del paisaje.

Sé que esta ruta será una de sus consentidas si de desconectarse de las obligaciones se trata y si se atreven a ir un poco mas allá, no pierdan oportunidad de visitar el lago de Camécuaro que al igual que la región de los 11 pueblos, los hechizará.

Imagen: LaLuz4/20

Perla Cristal Gomez

Comunicadora, amante de las mascotas. Encargada de divulgación en una sociedad protectora de animales y ñoña profesional. Más artículos del autor »