El secuestro a Diego Fernández de Cevallos, ser primer lugar en secuestros a nivel mundial, la guerra contra el narcotráfico, corrupción, impunidad, ineptitud y un largo historial que México en inseguridad desde hace ya varios años ha llevado al hartazgo a muchos de los habitantes de este país, al grado de hacer justicia por su propia cuenta.

La noche de este lunes 17 de mayo falleció un presunto ladrón al ser linchado por cerca de 300 habitantes de San Pedro Xalostoc, en Ecatepec al percatarse de que intentaba asaltar a una pareja que viajaba en un taxi. El sujeto, quien esta mañana todavía permanece en calidad de desconocido, falleció a causa de los golpes que recibió mientras intentaban trasladarlo en ambulancia.

El subprocurador regional de Ecatepec lamentó lo sucedido y criticó a los pobladores, porque "no se puede hacer justicia por propia mano".

Considero que no es la manera más correcta de actuar en estos casos, ya que es injusto privar de la vida a una persona así sea un delincuente, pero por otro lado es un mensaje más de la sociedad a nuestros gobernantes de que las cosas no se están haciendo tan bien como dicen. Si las autoridades realizaran su trabajo con honestidad y atendieran las demandas de la población, ésta se sentiría protegida y se evitarían casos lamentables como el ocurrido.

¿Cuantos sucesos de éste tipo más tienen que pasar para que nuestras autoridades se pongan las pilas?

Foto: La Jornada

Hugo Torres

Mexicano, 22 años, Ing. en Sistemas Computacionales. Más artículos del autor »