En cuatro décadas de historia, el metro de la Ciudad de México ha sido uno de los principales impulsores de importantes y numerosos descubrimientos arqueológicos. Se calcula que tras cuarenta años de la construcción de las dos primeras líneas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha agregado a su catálogo alrededor de 20 mil piezas históricas. Dichas piezas pertenecen a las épocas prehistórica, prehispánica, colonial, del siglo XIX y hasta el XX y han sido capaces de confirmar información que hasta ahora sólo se conocía por medio de documentos de dudosa legitimidad.

Incluso la forma en la se han conducido las excavaciones es similar a un trabajo de campo arqueológico. Hace cuarenta años, cuando se iniciaron las labores de construcción para las líneas 1 y 2 los procesos de excavación se trazaron de forma perpendicular atravesando el centro histórico del Distrito Federal. Se trataba de zonas altamente pobladas, que de otra manera jamás hubieran sido autorizadas para realizar excavaciones arqueológicas. Más adelante, las demás líneas, que corrían de manera paralela tanto a la línea 1 como a la 2, dibujaron una cuadrícula en el mapa subterráneo del DF.

El avance de la urbanización y de los proyectos de transporte masivo ha dejado en México un legado de más de 20 mil piezas entre las que se encuentran restos de paredes, murales con restos de estuco y pintura, figuras para cultos religiosos y joyería prehispánica, mismos que se encuentran en el Museo Nacional de Antropología.

Gracias a la construcción del metro no sólo se ha logrado hacer más eficiente el sistema de transporte colectivo de la Ciudad de México, pero también se han rescato invaluables piezas históricas. Aunque el flujo más grande de descubrimiento se dio durante la construcción de las dos primeras líneas, los arqueólogos aseguran que hasta la fecha se siguen rescatando piezas de diversas épocas e incluso se ha logrado impulsar el avance de distintos proyectos de geología, gracias a la profundidad de las excavaciones.

Foto: México 2004

Ximena Vega

LRI por la UDLAP. Hipertextual (Vivir México) desde marzo de 2010 y abeja obrera de la administración pública (primero en Segob, ahora en una embajada de las grandotas) desde septiembre del mismo año. Mis jefes quieren que les diga que lo que expreso en mis entradas no refleja la opinión de la Embajada de Estados Unidos ni del Departamento de Estado, yo sólo paso la voz... Más artículos del autor »