Ayer, durante el programa de TV que conduzco, presentamos un segmento en el que Salomón Jauli Dávila, titular del Instituto Poblano del Deporte, afirmaba que si la nueva administración del gobernador Rafael Moreno Valle (PAN) le ofrecía seguir al frente del organismo, declinaría la invitación. ¿Por qué? "Porque por más amor que le tenga al deporte", señaló Jauli entre lágrimas, "primero soy príista y debo ser congruente".

¿Cuántos funcionarios en México deben pensar de forma parecida? ¿Cuántos están dispuestos a sacrificar a la ciudadanía en pos de una mejor carrera política? ¿Cuántos se oponen a lo que piensa su partido, pero se alínean con la bancada para no ver afectado su futuro en la polaca? Salomón Jauli ha sido uno de los mejores gestores deportivos que ha tenido Puebla. La proyección del deporte local jamás había sido tan alta, la cosecha de medallas en diferentes competencias es elevada, e incluso fue sede de una Olimpiada Nacional este año. ¿Y la continuidad, apá?

Vayámonos acostumbrando a estos escenarios en los diferentes estados que cambian de gobernador. México piensa en sexenios, no en proyectos. Habrá quienes saquen la escoba y barran con todos los integrantes de una secretaría, con tal de meter a su gente. Pero hará otros casos, como el de Salomón Jauli, en el que la continuidad esté en sus manos, pero tengan que desentenderse de su pasión (¡y de su compromiso ciudadano!) sólo porque el que entra es de otro color que su partido.

¿Congruencia? Personal, probablemente. Bien reza el dicho que no debes morder la mano que te da de comer. Pero sería incongruente con el espíritu de un servidor público, con el bienestar de los gobernados, con un proyecto que erigió. Triste que en México los funcionarios olviden que cuando se está frente a una dependencia no hay otra playera que la de la población. Son pocos los que tendrán la oportunidad de seguir cuando la gestión cambie. Si tienen el chance, no lo desperdicien.

Imagen: Los Experimentales

Pepe Flores

26. Blogger de ALT1040. Coordinador de Vivir México. Hipertextual desde 2009. Escribo sobre cultura pop, medios, política, derechos humanos, propiedad intelectual y diversidad sexual. Fundador de Elocuencia 8080 y Sexenio. Autor de "La nueva cara de Puebla" (Endeavor & UDLAP, 2011). Editor en Polaris Group. Más artículos del autor »