En el Senado mexicano, específicamente los panistas, buscan modificar el nombre oficial de nuestra nación que es Estados Unidos Mexicanos para que sea simplemente México. Por lo visto, nuestro senador Guillermo Tamborrel se levantó con una actitud muy patriota a raíz del Bicentenario del inicio de la Guerra de Independencia y empezó a conseguir firmas para lograr esta modificación.

La justificación según él es que desde que el país se constituyó como república federal, los ciudadanos de aquel entonces siguieron el modelo de nuestro país vecino y copiaron el nombre de Estados Unidos; por lo que Estados Unidos Mexicanos, nombre que solo se usa en documentos oficiales, no corresponde exactamente a la verdad histórica.

Es el momento más oportuno para dejar un legado que ratifique el tan proclamado amor a México, que reafirme que somos mexicanos y que al mismo tiempo sea un reconocimiento y un homenaje para todos los próceres y héroes nacionales que lucharon y murieron en el anhelo de un México independiente, de una Nación con identidad propia y, como parte de esta identidad, con un nombre claramente diferenciado de cualquier otro pueblo.

Creo que este diputado si exageró un poco su patriotismo, ya que no considero necesario un cambio de nombre; aunque tampoco creo que sea un cambio como para empezar a hacer manifestaciones o rasgarse las vestiduras. México, a nivel internacional es claramente conocido así, simplemente México.

Este cambio conlleva a tener que hacer una pequeña modificación al Escudo Nacional que aparecen en algunos documentos oficiales, incluyendo las monedas; ya que se tendría que reemplazar ahí también el nombre. Este pequeño cambio bien podría costar unos cuantos millones de pesos al país.

Ya veremos si le dan vuelo a esta iniciativa o la para en seco la oposición. ¿Qué prefieren, México o Estados Unidos Mexicanos?

Foto: Esparta

Hugo Torres

Mexicano, 22 años, Ing. en Sistemas Computacionales. Más artículos del autor »