Su nombre es Marisol Valles García. Es estudiante de la carrera de criminología, casada y madre de un niño. El día de hoy, a la edad de veinte años, aceptó dirigir la policía municipal de Práxedis G. Guerrero, en el estado de Chihuahua; municipio se encuentra muy cerca de Ciudad Juárez. Marisol fue la única persona que se animó a aceptar ese cargo.

Su estrategia será muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Cualquiera pensaría que la solución es armar una policía poderosa o militarizar la población; pero ella se deslinda del crimen organizado ya que considera que de eso es responsabilidad de otras instancias del Gobierno. Lo que hará es armar una policía que en su mayoría sean mujeres y sin armas:

Van a ir a visitar las casas, las escuelas, las clínicas y a los líderes para hacer un diagnóstico claro y ofrecer lo que consideramos la mejor arma para fortalecer a los buenos, que son los principios, valores y trabajar de cerca con las familias y hacernos parte de sus problemas y soluciones.

Tan solo habrá cuatro personas armadas en el cuerpo policíaco. Su promesa es cambiar el miedo por seguridad, ya que a palabras de Marisol, en esa población "toda la gente tiene miedo [...] todos tenemos miedo".

Ya veremos como le va a esta joven mujer. Yo espero que le vaya de lo mejor y que cumpla sus objetivos. Es muy positivo para mi romper paradigmas para buscar soluciones a problemas muy arraigados. Hace pocas horas les platicábamos que las mujeres son el nuevo motor económico del país. Tal vez es tiempo de que tanto las mujeres como los jóvenes empecemos a tomar --aún más-- las riendas de éste país.

Lo que sí es un hecho es que México no solo tiene mujeres bellas (está bien, algunas no tanto), sino también muy valientes.

Foto: El País

Hugo Torres

Mexicano, 22 años, Ing. en Sistemas Computacionales. Más artículos del autor »