Por unanimidad, el jurado del Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2011 dictaminó como ganador del certamen al escritor Antonio Malpica, originario de la ciudad de México y reconocido en el medio literario por la versatilidad de su obra, dirigida tanto al público infantil como al adulto y juvenil. Su manuscrito, Margot, resaltó entre las 197 obras provenientes de todo el continente y España. En su texto se narran los avatares de una pequeña casa situada en el sistema solar Alfa Centauri, teniendo por protagonista a un personaje femenino que las jurado calificaron como "heroico, sólido y contundente". También resaltaron que esta última producción de Malpica aborda tópicos complejos, propios de la realidad social de América Latina como "la pobreza y la marginación", pero a la vez "trastocando los esquemas prototípicos y apuntando hacia una nueva comprensión del verdadero valor de las personas".

Toño Malpica (y perdón por la familiaridad, pero basta leerlo para sentirlo cercano) tiene una larga y atípica trayectoria en las letras mexicanas. Sus obras publicadas --que suman ya más de la veintena-- pertenecen a una enorme variedad de géneros, como la ciencia ficción (El impostor), el terror (Siete esqueletos decapitados, Abaddon Tenebrae) o la novela negra (La lágrima del buda, El lápiz de labios del señor presidente), además de adscribirse a distintos públicos, como el infantil, el juvenil y el adulto, ganándose el aprecio de varios fans que gracias a él se han iniciado en el mundo de la lectura.

Nacido en 1967, estudió la licenciatura en Ingeniería de Computación, pero al igual que muchos, decidió dejar atrás sus estudios para dedicarse de lleno a sus dos amores: la literatura y el jazz. Bueno, sus tres amores contado a su esposa, de quien no tiene empacho para contar cómo se conocieron. Su incursión más celebrada en la música fue el grupo Transfución, donde junto con otros músicos estuvo sonando en diversos escenarios del Distrito Federal, mezclando el Jazz con el Rock. Su obra, para muchos, ha sido fundamental por la razón que se mencionó líneas arriba: a través de su prosa ágil y sus historias estructuradas a la vieja usanza del laberinto, ha capturado a muchos niños, induciéndolos al hábito lector.

Entre los premios que Toño Malpica ha recibido se encuentran el Nacional de Obra de Teatro para Niños por Mozart a través del espejo, el de Novela Breve Rosario Castellanos por su novela La nena y el mar, el Gran Angular por la novela Ulises 2300, el prestigiado y cotizadoUna vuelta de tuerca por su obra Nadie escribe como Herbert Quain (publicada como La lágrima del Buda) y el más representativo de la literatura infantil, el premio El Barco de Vapor por el Diario de guerra del Coronel Mejía. Vale mucho la pena echarle una ojeada a la obra de este escritor. Pero creo que vale aún más le pena mostrársela a los niños y adolescentes, pues hasta ahora no conozco uno que no haya sucumbido a los encantos de la pluma de este escritor.

Foto: Excéntrica

Ismael Flores

Mexicano, 27 años, egresado de la maestría en Letras Iberoamericanas. Actualmente se desempeña como freelancer editorial y el novio que tu mamá odiaría tuvieras. Más artículos del autor »