Los incendios en Coahuila siguen y siguen. Hace unos días la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció que se destinaría la cifra récord de 100 millones de pesos para combatir el siniestro que había consumido ya más de 180 mil hectáreas de terreno. Sin embargo, la Secretaría de Gobernación (Segob) ha autorizado la ampliación del presupuesto por otros 137 millones de pesos, para sumar un total de 240 kilos.

El día de ayer, lluvias y granizo contribuyeron a la labor de controlar el fuego que actualmente realizan diecinueve helicópteros y aviones –entre los que destacan dos Hércules C-130 de Estados Unidos- y un ejército compuesto por 850 brigadistas provenientes de diversos estados del país. Estos son apoyados por elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal, además de personal de dependencias gubernamentales como Sermarnat, Protección Civil de Coahuila, Conafor y voluntarios de la región.

Otro de los problemas que enfrentan los brigadistas es el cuidado de los animales. Para ayudarlos, la Semarnat, en conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ha lanzado la “Cruzada por la Vida Silvestre de Coahuila” a fin de procurarle comida, agua y un espacio a la fauna cuyo hábitat ha sido destruido por el siniestro. Si gustan contribuir, pueden llevar donaciones en especie -alfalfa y forraje, de preferencia- a las oficinas de la Semarnat o Profepa en Coahuila y Nuevo León.

El último reporte indicaba que son ya 193 mil hectáreas consumidas por el fuego. El lado bueno de la noticia es que son, en su mayoría, pastizales y matorrales, tal como se puede apreciar en las imágenes captadas desde el espacio. El fuego lleva ya cinco semanas, en las cuales la Semarnat y el gobierno federal han exhibido su falta de capacidad para afrontar el desastre natural que, además de recursos, requiere una mejor planeación en logística.

Imagen: Kiosco Mayor