El magnate mexicano, Carlos Slim Helú, ha encabezado la lista de los hombres más ricos del mundo de Forbes por dos años consecutivos. En marzo de 2011, se estimaba que la fortuna de Slim ascendiera a la nada despreciable cantidad de 74 mil millones de dólares, de los cuales alrededor de 49 habrían sido cosechados gracias a América Móvil, su empresa de telecomunicaciones. A pesar de la impresionante cifra, Forbes estima que el mexicano sea desplazado en breve a mano de la empresaria australiana Gina Rinehart.

Georgina Hope Rinehart es la hija del magnate minero Lang Hancock, heredera de la compañía Hancock Prospecting. La compañía minera opera en Pilbara, una región al norte de Australia famosa por sus bastos depósitos minerales, principalmente hierro. Actualmente, la fortuna de Rinehart asciende sólo a 9 mil millones de dólares pero, de cumplirse los pronósticos de Citigroup, pronto estaría superando a multimillonarios como Carlos Slim, Bill Gates y Mark Zuckerberg.

Los activos de Hancock Prospecting se cuadruplicaron en el último año y Citigroup espera que la fortuna de Rinehart llegue a los 100 mil millones de dólares en los próximos meses. El alentador pronóstico se debe a dos factores: los altos precios de los minerales y el aumento en sus exportaciones hacia el mercado chino. Cuando la fortuna de la australiana llegue a los 30 mil millones, se habrá convertido en la mujer más rica del mundo, superando a Christy Walton, heredera de Wal-Mart.

Dudo que de momento le importe mucho a Slim dejar de ocupar el puesto de honor en la selecta lista de Forbes; bastantes problemas tiene en México con la multa que le impuso la CFC por prácticas monopólicas, la guerra con el duopolio televisivo y la negativa por parte de la SCT para entrar al mercado de la televisión de paga; al grado de perder la paciencia y acusar al gobierno de cobarde y convenenciero. Los amantes de las finanzas querrán estar al pendiente de la historia de Gina Rinehart, y su rápido ascenso en el mundo de los multimillonarios.

Imagen: The Guardian