La industria automotriz es una de las más importantes en nuestro país, incluso no sitúa como el noveno productor mundial de vehículos. La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) informó el día de hoy que gracias a las ventas en los mercados de Latinoamérica, los niveles de producción y exportación de vehículos se dispararon, estableciendo un récord en septiembre respecto al mismo mes del año anterior.

La producción de automóviles de septiembre registró 225 mil 287 unidades, mientras que las exportaciones fueron por 193 mil 590 unidades –récord histórico en septiembre--, lo que representa un crecimiento en la tasa interanual de 14.1 y 14.2 por ciento, respectivamente. En el acumulado del año, se presentó una producción de vehículos por un millón 905 mil 659 unidades, lo que se traduce en un crecimiento del 14.7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado; por su parte, las exportaciones fueron por un millón 580 mil 651 unidades, el volumen de exportación más grande en la historia.

Eduardo Solís, presidente de AMIA, destacó que el nivel de producción es incluso 19.6 por ciento mayor al que se registró entre enero y septiembre de 2008, el periodo antes de la crisis económica que afectara a los mercados mundiales. Mencionó además que las exportaciones hacia Latinoamérica crecieron en un 79.5 por ciento, desplazando a Europa como el segundo lugar destino de los envíos; en este aspecto, el primer puesto lo sigue ocupando Estados Unidos.

Solís incluso prevé una producción automotriz histórica por 2.4 millones de unidades, por lo que estaría aportando alrededor del 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano. Estas geniales cifras confirman en cierta forma lo que reflejaba el Índice Global 2010 sobre Competitividad Manufacturera, que colocó a México en el séptimo puesto de los países más atractivos para la inversión en manufactura.

Imagen: Mexicali Industrial Park