¿De qué se está riendo Lucia del Alfi Altieri en el video que protagonizó la madrugada del sábado pasado? Capturada por las cámaras del periódico Reforma, la mujer que se presume "activista" y "ciudadana española" no perdió la sonrisa de chiquilla malcriada en ningún momento. Quizás sólo cuando asestó una patada en la cabeza de una de las oficiales que la había detenido. Pero su sonrisa regresó al poco tiempo; incluso sus cándidos movimientos de cabeza hacen sospechar que ella siempre las tiene de ganar. Y parece que no se equivoca. Tras pagar una fianza de cinco mil pesos, la "Lady de Puebla" ha vuelto a salir a las calles.

Remitida a la Agencia del Ministerio Público Norte, fue acusada como "presunta responsable de delitos contra funcionarios públicos". En su defensa, alegó haber sufrido abuso por parte de los policías de Tránsito Municipal de Puebla. Alegación que es difícil probar cuando se observa una conducta tan agresiva --amén del titubeante manejo de la situación por parte de las oficiales--. A pesar de haber sido puesta de regreso a las calles, seguirá sujeta a indagatorias que, en algún momento, podrían llevar a prisión. Lo cual parece ser un futuro dudoso, especialmente cuando el abogado de esta "Lady de Puebla" publica un desplegado en un diario local donde arremete contra la inconstitucionalidad del alcoholímetro y la proclama una mujer "desesperada" provocada por el abuso de la autoridad.

La única referencia que Rubén Gonzalo Roste Cortés, abogado de Lucia del Alfi Altieri, hace a la reprobable conducta de esta chica es para tildarla como una respuesta "desesperada".

[del Alfi] observa que diversos policías agreden a su novio, quien si (sic) venía acompañando y ocupando el asiento del pasajero del vehículo de su propiedad, ya que por haber estado ingiriendo varias copas, El (sic) no quiso conducir el vehículo y le pidió a su amigo de nacionalidad española que lo hiciera, al ver la agresión de que era objeto su novio, quiso intervenir cuando sintió por la espalda que era jalada de la cabellera, obvio al sentir la agresión se enojo y es por ello que en el video se ve en una actitud desesperada, pero además se ve la agresión de que es objeto cuando ya tenía las esposas colocadas. (...) De los videos, se desprende que la mujer policía hace uso excesivo de la fuerza ya que estando la ciudadana Lucia del Alfi Altieri, sometida es objeto de diversos golpes e incluso estando en el suelo recibe una patada que le propina la mujer policía

Y sí, es sorprendente la agresión que tiene lugar cuando la han esposado. Esas patadas voladoras y rodillazos contra las oficiales son dignas de una secuencia de pelea. Si algo se le puede recriminar a las policías es que, al igual que en el caso de las "Ladies de Polanco", no tengan el entrenamiento necesario para someter de acuerdo a los lineamientos que establecen los Derechos Humanos, porque en varias ocasiones, Lucia del Alfi Altieri se suelta de los brazos de la policía para arremeter contra ellas. Los alegatos que el abogado de del Alfi realiza en dicho periódico local, de tener sustento, deberían ser entregados a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y no la opinión pública. Sin embargo, si sus padres o ella son capaces de contratar un abogado que --sin la mejor redacción-- compra un espacio en un diario, no veo por qué perder la sonrisa mientras se da patadas voladoras a una oficial.

Ismael Flores

Mexicano, 27 años, egresado de la maestría en Letras Iberoamericanas. Actualmente se desempeña como freelancer editorial y el novio que tu mamá odiaría tuvieras. Más artículos del autor »