Mucha gente admira a Carlos Slim por el hecho de que el empresario más rico del mundo es mexicano, aunque ciertamente Slim no se destaca por la innovación empresarial, más bien se destaca por sus prácticas monopólicas y por las compras "discretas" a Carlos Salinas de Gortari. Sus fieles dicen que Telmex ha mejorado mucho desde que la privatizaron, y ciertamente no están equivocados, pero también es cierto que si Telmex se hubiera privatizado en condiciones de competencia el servicio sería aún mejor y los precios más baratos. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) todos los años saca estudios sobre los países que pertenecen a ella, todos países desarrollados menos uno que otro país de Europa del Este, Chile, y por supuesto México. Y uno entiende por qué Carlos Slim ningunea los estudios de la OCDE. Simplemente porque en esos estudios cada año le jalan las orejas a México por la falta de competitividad en las telecomunicaciones y por sus precios altos (todo a causa de Carlos Slim), el cual dice:

Es totalmente falso decir que las telecomunicaciones le cuesten al país 25 mil 800 millones de dólares al año, es una cifra jalada de los pelos porque entre Telmex y Telcel apenas venden 17 mil millones de dólares en servicios, además de que subsidia sustancialmente los equipos porque se compran baratos.

Es curioso eso del "subsidio de los equipos", porque por un ejemplo hablando de su empresa Telcel. Apple en Estados Unidos vende el iPhone suelto (es decir, sin plan de pago) a $399 dólares en su versión más cara (de 64 GB de memoria) y a $899 dólares sin estar sujeto a un contrato con una telefónica; en un Sanborns el mismo aparato (sin plan de pago, para recargar con fichas de Amigo Kit) uno lo llega a encontrar hasta en $15,000 pesos. Es cierto que Apple lo vende en México a ese precio pero también es muy cierto que a causa de la poca competencia que hay en el sector de teléfonos celulares (donde Telcel, quien da los precios más caros se sostiene porque heredó una gran infraestructura) hace que los precios sean exorbitantes. Si nos vamos a los planes de pago, comparemos el mismo smartphone en venta en Las Vegas Nevada en Estados Unidos con AT&T con lo que ofrece Telmex. El paquete más caro de AT&T es de $70 dólares mensuales ($850 pesos aprox) y te incluyen llamadas ilimitadas e Internet ilimitado. En cambio en Telcel, el paquete más caro es de $1,174 pesos y no incluye llamadas ilimitadas ni SMS ilimitados como en el caso de AT$T. Es decir, en Telcel tienes que pagar $300 pesos más por menos.

El asunto del costo de los iPhones lo sabemos si comparamos los precios de los iPads donde el negocio de Telcel es mínimo, el costo de un iPad 2 en México sin 3G es de $10,000 pesos (el más caro, de 64 GB), en Estados Unidos cuesta $699 (unos $8,500 pesos). Por lo que nos encontramos que mientras en Estados Unidos un iPad es más caro que un iPhone (en casi todas sus modalidades), en México esto es diametralmente opuesto, el iPhone llega a ser $5,000 pesos más caro que un iPad. Entonces ¿donde está el subsidio que prsume Carlos Slim?.

Regresando a esto de los estudios de la OCDE, Carls Slim, dice que la COFETEL pagó a la OCDE por el estudio (supongo que sospecha que hay intereses turbios), relacionados con el hecho de que esta dependencia no permite a Carlos Slim entrar a la televisión de paga, motivo por el cual se enemistó con Televisa:

Necesitamos promotores del desarrollo del sector, llevamos seis años que firmamos el Acuerdo de Convergencia y aún no nos autorizan a entrar al mercado de televisión de paga y desde hace un año no estamos en publicidad en televisión abierta, pero nos ha ido bien anunciándonos en otros medios como Internet

Es cierto que en servicios como el Internet (Infinitum), los precios han mejorado al igual que la banda ancha, la telefonía fija es donde se ven mejoras en los precios, pero la telefonía móvil sigue siendo muy cara: Telcel se da el lujo de cobrar precios más caros que otras empresas mexicanas como Iusacell, dada su infraestructura (que heredó Slim de Carlos Salinas). Ya decían que en el 2015 el 70% de los mexicanos tendrá un smartphone, aunque al paso que vamos lo veo lejos.

Imagen: caras.com.mx

A.L.S.

Mercadólogo de profesión, activista social, muy interesado en lo que acontece en México, Más artículos del autor »