Posiblemente es un acontecimiento histórico para el Partido Acción Nacional, los adherentes y miembros del PAN eligieron a Josefina Vázquez Mota como su candidata a la Presidencia de la República. Y si bien la diferencia en realidad no resultó ser tan amplia, si es lo suficientemente grande como para que con la mayoría de las casillas computadas demos por hecho que Josefina Vázquez Mota es la primer mujer candidata del PAN y la primer mujer en contender por uno de los partidos "grandes" en la historia del país. En el pasado, precisamente en 1994, Cecilia Soto contendió por el PT y en el 2006 Patricia Mercado por Alternativa Socialdemócrata y Campesina.

La elección se llevó a cabo en medio de muchas irregularidades, demandas por acarreo de votos, embarazos de urnas y muchas artimañas, tal cual "viejo PRI". Todos los candidatos denunciaron irregularidades en el proceso electoral, sobre todo Ernesto Cordero, pero las cifras finales son tan contundentes que el "delfín" de Felipe Calderón tuvo que aceptar la derrota. Con el 87% de las casillas computadas Josefina Vázquez Mota obtuvo el 55% de las votaciones, Ernesto Cordero se quedó con el 38.1% y Santiago Creel quedó muy rezagado con el 6%. Tan contundentes fueron las cifras que Ernesto Cordero terminó aceptando los resultados y felicitó a Josefina Vázquez Mota, lo cual es bueno, porque de lo contrario con todo lo que estaba sucediendo, estas elecciones hubieran podido quedar muy manchadas junto con la reputación de su partido.

Josefina tendrá muchas tareas de aquí al inicio de las campañas, y es que si sigue en la misma posición que la vimos en la contienda interna la verdad tendrá muy pocas posibilidades de ganar. Tendrá que mostrarse como una mujer más confrontativa, tendrá que aprender a improvisar, y tendrá que dejar atrás su imagen acartonada y mostrarse tal cual es. Sinceramente creo que había mejores opciones en el PAN, pero a pesar de que los números digan que es la candidata con más preferencias frente a los otros dos candidatos Peña Nieto y López Obrador, a menos que cambie su discurso y su actitud, será difícil arrebatarle votos a estos dos personajes.

Vázquez Mota pasó sin ningún problema las elecciones internas, pero la campaña final será mucho más difícil y es que está en una encrucijada, porque la gente parece estar harta de la "guerra sucia" del PAN, pero por otro lado también es cierto que tendrá que hacer lo posible por que Enrique Peña Nieto pierda puntos, tendrá que ser muy inteligente y mostrarnos mucho más de lo que nos ha enseñado en la precampaña. Tendrá que definir bien su plataforma política, porque en realidad no sabemos exáctamente que es lo que nos quiere ofrecer la mujer, más allá de la promoción del mercado interno, sus propuestas han sido demasiado vagas.

Lamentablemente las elecciones internas mostraron un PAN fracturado y dividido; y lo peor de lo caso, que es capaz de llevar a cabo prácticas muy al estilo del PRI. Tratan de recomponer esa mala imagen al aceptar los resultados pero creo que no será suficiente; y debido a las actividades como acarreos y embarazo de urnas, tendrán menos argumentos con los cuales atacar a Enrique Peña Nieto. Lástima que al igual que en el PRI, prefirieron elegir las formas en detrimento del fondo.

Quien las lleva de ganar es López Obrador, que si bien aparece en muchas encuestas como el tercer lugar, es al que veo más capaz de arrebatar puntos. Los debates serán su minita de oro, porque tendrá que enfrentarse a dos candidatos sin la más mínima habilidad para improvisar. AMLO tendrá que cuidar bien su campaña y aprovechar este tipo de oportunidades para exhibir a los otros dos candidatos; pero a la vez tendrá que tener mucho cuidado con no radicalizarse, porque si no acabaría con cualquier oportunidad.

Imagen: nayaritpuntocom

A.L.S.

Mercadólogo de profesión, activista social, muy interesado en lo que acontece en México, Más artículos del autor »