Al país le urge jalar las riendas a los Diputados y Senadores. Hacen lo que quieren y no hay nadie quien pueda hacer o decirles algo. Se suben los sueldos y se aprueban todo tipo de prestaciones que consideran que "se merecen". Lo peor es que se escudan en el "anonimato" de ser uno más de los 500 diputados. Ya ni se diga que algunos ni siquiera fueron elegidos por los ciudadanos, si no que entraron por dedazo gracias a oportunidad de entrar como plurinominales.

El jueves de la semana pasada, los diputados suspendieron la sesión por falta de cuórum. Se vino el puente --no es de extrañarnos que algunos lo hayan iniciado desde el mismo jueves-- y cuando el martes reinician labores, se viene el sismo en la Ciudad de México. Seguramente muchso diputados todavía estén muertos del susto --o todavía de vacaciones--, porque para el día de hoy miércoles todavía no se presentaron muchos a "trabajar".

Es por ello que la junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó que para el día de mañana jueves se sancionará con un día de dieta a todo aquél diputado que no se presente a trabajar. El día de dieta equivale a 2 mil 515 pesos; por lo que, a pesar de que es poco en comparación con lo que ganan, posiblemente a más de uno si le duela en el bolsillo.

Si un diputado no viene y lo ha hecho un deporte, pues obviamente esperaremos que el descuento correspondiente de la dieta con relación y con base en el Reglamento que tenemos, pues le sea realizado.

Este reglamento se debería cumplir todos los días, no solo como ultimátum. Si no pueden asistir, deberían pedir la licencia para que el suplente asista a las labores, tal como lo propuso Carlos Pérez Cuevas, vicecoordinador del PAN:

No nos da pena, nos da vergüenza, si no participan estaremos hablando no sólo del descuento de sus dietas sino que tomen una decisión o quieren seguir viniendo a legislar o que se vayan a sus lugares de trabajo, de esparcimiento o las tareas que estén haciendo.

Sabemos que son solo palabrerías para apaciguar las aguas e irse más tranquilos a sus vacaciones de Semana Santa. Es necesario que alguien le jale la rienda a nuestros legisladores. Y una buena manera de empezar sería eliminando a todos los plurinominales, quienes ni siquiera van a calentar su curul.

Foto: solucionpolitica

Hugo Torres

Mexicano, 22 años, Ing. en Sistemas Computacionales. Más artículos del autor »