Seguramente has escuchado últimamente grupos que promueven la lactancia materna o el mismo gobierno en sus campañas de salud que menciona de la importancia de llevarla acabo. Y posiblemente te parezca extraño que se enfatice tanto esto, porque uno pensaría que es un proceso lógico y obvio dentro de la maternidad, pero la realidad no es así. De acuerdo con algunas cifras de la UNICEF "sólo 18% de las madres en el país inician de manera temprana la alimentación de pecho y menos de 20% continúan con la lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida." Algo que resulta perjudicial principalmente para la salud de los bebés pero incluso también de las madres.

La UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) son de los organismos internacionales que buscan que en todos los países se motive más esta práctica, pues se ha visto que proporcionar leche materna a los bebés es clave para su salud y para la sobrevivencia de aquellos niños que han nacido con algunos problemas. Lo cuál puede contribuir a reducir los índices de mortalidad infantil.

Ante este panorama, y tomando el ejemplo de otros países, se anunció que a través de inversiones del seguro popular se conformarán los primeros seis bancos de leche materna en seis estados. Con ésto se espera tener el alimento ideal para alimentar a bebés que se encuentran hospitalizados ya que nacieron bajos de peso, prematuros y el fotalecer su sistema inmunológico es clave para que salgan adelante. La leche que conforme estos bancos, y que se almacenará bajo congelamiento, será obtenida de las donaciones que  hagan madres de los niños que nacen en esos mismos hospitales y estén de acuerdo a darla de forma altruista.

Los bancos, comentan, necesitan tener equipos de pasteurización, refrigeración y para su análisis, de la composición de grasa y proteínas, así como para verificar que no se encuentre contaminada o carezca de sus propiedades nutritivas. Los bancos (hablan de seis, pero sólo mencionan la ubicación de 5) se ubicarán en el Instituto Nacional de Perinatología en el DF, Hospital Regional de Alta Especialidad de la Mujer en Villahermosa, Tabasco; Materno Infantil en Guadalajara, Jalisco; de la Mujer Zacatecana y General de Fresnillo, en Zacatecas y en Centro de Especialidades Médicas del Estado de Veracruz.

¿Pero y que pasa con las mamás de estos niños que no los pueden amamantar? Sucede que algunas veces las madres pueden tener algunos males que les impide realizar esto. Algunas desgraciadamente murieron en el parto o padecen afecciones, como el VIH; o las que necesitan someterse a quimioterapia; o las que necesitan tomar cierto tipo de medicamentos. Algunas si han tenido cirugías mamarias, puede costales trabajo la producción de leche. Tal vez, también, por situación emocional no lo pueden realizar. Algunas simplemente por molestias, dolor y falta de asesoría no logran llevarlo a cabo. Y bueno otras también al final lo deciden por comodidad y estilo de vida, pero ellas no creo que necesiten del Banco de Leche Materna.

Si, si, ¿pero realmente es tan provechosa? Pues según varios organismos médicos e internacionales señalan que sí. La lactancia materna proporciona al bebé:

  • Protección contra las infecciones, ya que la madre transmite al bebé anticuerpos mediante la leche materna.
  • Favorece el buen funcionamiento del sistema inmune, disminuyendo la proliferación de microorganismos nocivos como las bacterias y los virus.
  • Beneficiosa para bebes prematuros al protegerlos contra alergias, asma y el síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Los componentes de la leche materna son fácilmente digeribles por el sistema digestivo, todavía inmaduro, del recién nacido.
  • Contiene muchas (casi todas) las vitaminas y minerales necesarias para el recién nacido.
  • Algunos estudios señalan que ayuda a prevenir la obesidad.
  • Por los alimentos que consume la madre, los bebés obtienen una leche con sabores diferentes.

Algunos estudios también señalan que los niños alimentados con leche materna tienen un CI ligeramente más alto que los alimentados con otras leches, pero a mi eso de "ligeramente" como que no me permite darlo por un hecho. Lo que sí es que además, para los que son amamantados directamente desde el seno de la madre, se les favorece el contacto "piel a piel" que además de fomentar un vínvulo emocional madre e hijo, se ha visto que tiene otros beneficios en la salud de los bebés. Y por si fuera poco, es gratuita, no representa un desembolso adquirirla.

Para la madre también hay beneficios. Más allá de los que puedan señalar de la relación con el hijo, el vínculo emocional y demás cosas que podría repetir que dicen los especialistas, pero es mejor que se los diga una madre que lo ha experimentado (y también sus dificultades, porque no todo es miel sobre hojuelas). Lo que sí puedo retomar son los beneficios a la salud de la mamá:

  • Lactar al bebé ayuda a quemar calorías ya que el útero se encoja tras el parto lo que permite que la mujer pierda el peso extra y recupere su figura.
  • Ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama.
  • Algunos señalan la posibilidad de que también ayude a reducir el riesgo de cáncer de útero y de ovarios.
Así es que el que se creen este tipo de bancos de leche materna, puede ser de beneficio para muchos niños, y en algunos casos la posibilidad de salvarles la vida. Y bueno para las mamás que puedan donar, más allá de la satisfacción de beneficiar a otros bebés, tal vez también represente una ayuda, si es que tiene mucha producción de leche para compartir a parte de la de su hijo.

Ileana Fernández

Publicista de profesión; curiosa, observadora y analista por costumbre. Más artículos del autor »