Envidio a quienes tienen la oportunidad de vivir a las orillas del mar. Quizá no sea fanático del calor o la humedad de la costa, pero sí de sentarme en algún malecón a observar el vaivén del océano. Da igual la hora a la que mires -aunque los amaneceres y atarcederes son los más recurridos-, el mar siempre te cautivará con su cadencia; hallará la manera de hipnotizarte con sus espumosas olas. Qué envidia la de este hombre que mira al horizonte marino del Pacífico (en Palos Prietos, Mazatlán, para ser precisos). Qué dicha la de perderse en la insondable distancia; ésa tan inconmesurable, tan inabarcable -como sugiere el título de la fotografía, Only Memories de kross_edd- como la vastedad de los recuerdos.

Espero que les haya gusta la selección. ¿Cuál fue su favorita? Recuerda que si deseas que tus fotografías aparezcan en este espacio, y están relacionadas con México, abre una cuenta en Flickr y envíalas al pool de Vivir México. Ya verás que pronto saldrán publicadas.

Pepe Flores

26. Blogger de ALT1040. Coordinador de Vivir México. Hipertextual desde 2009. Escribo sobre cultura pop, medios, política, derechos humanos, propiedad intelectual y diversidad sexual. Fundador de Elocuencia 8080 y Sexenio. Autor de "La nueva cara de Puebla" (Endeavor & UDLAP, 2011). Editor en Polaris Group. Más artículos del autor »