Algunas pancartas y carteles en manifestaciones se nos grabadas en la memoria por su ingenio. Otras se nos quedan en la mente porque conllevan una pequeña (e inesperada) carga poética. Es que la protesta, como expresión, nos permite transmitir emociones a través de frases cortas, concisas. Algunas veces, de esos reclamos, de esos gritos, emergen pequeñas piezas dignas de coleccionarse; unas cuantas líneas capaces de revolver conciencias, como en Un país durmiendo... de Luis A. de Jesús R., donde un improvisado poema -enmarcado por una desoladora plancha del Zócalo capitalino- nos invita a reflexionar sobre el México que vivimos.

Si deseas que tus fotografías aparezcan en este espacio, y están relacionadas con México, abre una cuenta en Flickr y envíalas al pool de Vivir México. Ya verás que pronto saldrán publicadas.

Pepe Flores

26. Blogger de ALT1040. Coordinador de Vivir México. Hipertextual desde 2009. Escribo sobre cultura pop, medios, política, derechos humanos, propiedad intelectual y diversidad sexual. Fundador de Elocuencia 8080 y Sexenio. Autor de "La nueva cara de Puebla" (Endeavor & UDLAP, 2011). Editor en Polaris Group. Más artículos del autor »