El taekwondo es uno de los deportes que más alegrías ha dado a los mexicanos en los últimos años. Desde que se presentó como disciplina oficial en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, las patadas le han dado dos medallas de oro, una de plata y tres de bronce a México -la última, en Londres 2012, a través de María del Rosario Espinosa, campeona olímpica en Beijing-. De hecho, nuestro país es considerado dentro de las potencias, razón por la que no es de extrañarse que la siguiente edición del Campeonato Mundial de la especialidad se haga en suelo nacional.

Puebla fue elegida como la ciudad sede para este evento deportivo, que se celebrará en julio de 2013. Rafael Moreno Valle, gobernador de la entidad, agradeció a la Federación Mundial de Taekwondo por elegir a México sobre Croacia, país que también buscaba ser anfitrión del mundial. Será la segunda vez que esta justa se realiza en América Latina -el único precedente fue en Guayaquil, Ecuador, en 1982. Como organizador, el país cuenta con el antecedente directo de haber sido sede del Mundial Juvenil de Taekwondo en 2010, efectuado en Tijuana.

En el medallero de esta competencia, México aparece en el décimo sitio, con 56 preseas ganadas (tres doradas, 24 de plata y 29 de bronce). Es el mejor latinoamericano en la clasificación, la cual es liderada ampliamente por Corea del Sur, seguido de España y Estados Unidos. Los tres campeones mexicanos son Oscar Mendiola, ganador de la edición de Stuttgart en 1979; Edna Díaz, en la edición de Madrid en 2005; y la ya citada María del Rosario Espinosa, que ganó el oro en Beijing 2007 (justamente, un año antes de refrendar su hegemonía en los Juegos Olímpicos).

Da gusto ver que México reciba la oportunidad de ser sede de un campeonato mundial de esta categoría; especialmente, en un deporte en el que ha despuntado tanto en los últimos 10 - 12 años. Puebla pondrá su recién renovado Centro Expositor como espacio para el evento, por lo que por infraestructura, no debería haber preocupación. Sólo basta esperar a ver cuál es la difusión que recibe esta competencia, pues sería una pena que esta disciplina -como tantos deportes ajenos al fútbol- pase desapercibida entre la gente, a pesar de los éxitos constantes que han cosechado nuestro compatriotas.

Pepe Flores

26. Blogger de ALT1040. Coordinador de Vivir México. Hipertextual desde 2009. Escribo sobre cultura pop, medios, política, derechos humanos, propiedad intelectual y diversidad sexual. Fundador de Elocuencia 8080 y Sexenio. Autor de "La nueva cara de Puebla" (Endeavor & UDLAP, 2011). Editor en Polaris Group. Más artículos del autor »