Recientemente, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que seguirá de forma inmediata la Resolución por Disposición 3/2012 del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y eliminará prácticas discriminatorias en su proceso de contratación, más específicamente, la CFE prohibió realizar los estudios de no gravidez y detección de VIH, los cuales eran requisito para la contratación del personal, requisitos los cuales, por cierto, no eran mencionados en su momento, por lo que esos estudios eran realizados sin el consentimiento de las personas.

CFE prohíbe prácticas discriminatorias contra enfermos de VIH

Nuevamente, una empresa paraestatal promovía prácticas discriminatorias. Otras dependencias no afilian personas que tienen diabetes, a pesar de contar con amparos federales que avala su derecho a la afiliación. Es cierto, México avanza aunque sea lentamente, en la construcción de un país más justo para todos. Una enfermedad crónica no debe de ser un estigma social ni debe ser motivo de discriminación. En sus primeras etapas, una enfermedad crónica no es incapacitante, llámese VIH o Diabetes, por lo que esa gente merece oportunidad de seguir adelante con su vida sin discriminarla por estar enferma, especialmente si recibe un pronto tratamiento.

No solo se debe aplaudir el que en nuestro país, poco a poco se derriban esas barreras que discriminan a nuestros semejantes, debe aplaudirse que una persona que fue discriminada fue y denunció el hecho, y hoy obtiene su recompensa, la cual no solamente le sirve a ella, sino a otros en su misma situación. También da una esperanza a aquellos que si denuncian esos hechos, pues en el colectivo de nuestro país no está arraigado el denunciar a las autoridades cualquier atropello del que seamos víctimas, especialmente si este atropello viene de las mismas autoridades que se van a denunciar. Paso a paso, la muralla de prejuicios que posee la población cae, dando esperanza a todos aquellos aquejados por enfermedades crónicas que han visto como son pisoteados sus derechos.

Foto: jacilluch via photopin cc