En lo que fue el primer evento sobre educación pública en México al que no asiste Elba Esther Gordillo en los últimos 23 años, el presidente Enrique Peña Nieto, así como los líderes de los partidos firmantes del Pacto por México, se reunieron en el Museo Nacional de Antropología para presentar y firmar la iniciativa de reforma constitucional en materia de educación.

El tema central de esta propuesta que busca reformar y adicionar la Ley General de Educación y la Carta Magna es la recuperación del control de la educación por parte del Estado, esto refiriéndonos a la hegemonía y poder a discreción que posee el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), presidido por la maestra Elba Esther Gordillo. Así pues, el peso de toda la reforma recae principalmente en el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Este instituto será un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que tendrá como meta el evaluar el desempeño y resultados de la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior del país. Sus responsabilidades serán las siguientes:

  1. Diseñar y realizar las mediciones que correspondan a componentes, procesos o resultados del sistema;

  2. Expedir los lineamientos a los que se sujetarán las autoridades educativas federal y locales para llevar a cabo las funciones de evaluación que les corresponden; y

  3. Generar y difundir información y, con base en ésta, emitir directrices que sean relevantes para contribuir a las decisiones tendientes a mejorar la calidad de la educación y su equidad, como factor esencial en la búsqueda de la igualdad social.

De ser aprobada esta iniciativa, señaló Enrique Peña Nieto, la obligación de la evaluación no será potestativa y de postergarse producirá consecuencias jurídicas. De la misma manera, la evaluación, al no estar sujeta a caprichos o a intereses particulares, no podrá ser pactada o diferida. Esto promoverá la creación de un servicio profesional docente enfocado en únicamente desempeño.

De acuerdo con Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, con esto no se buscar "atentar" en contra de los docentes o contra sus derechos individuales o colectivos, ni tampoco contra la organización sindical y su autonomía, sino que se busca ir "claramente, contra quienes son los verdaderos enemigos de la educación y de los trabajadores".

Otra de las vertices de la propuesta es una especie de censo docente. De acuerdo con el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, "la profesionalización y evaluación requieren de información homogénea y confiable que se actualice permanentemente", cosa que actualmente no sucede en México.

Por ello, el jefe del Ejecutivo propuso la creación de un Sistema de Información y Gestión Educativa, que sustentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), realizará un censo de escuelas, maestros y alumnos, lo que permitirá contar en una sola plataforma la información necesaria para la operación del sistema educativo y una comunicación directa entre directivos de las escuelas y las autoridades.

Esto encamina a la tercera propuesta, que opta por fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas, buscando así mejorar su infraestructura, la compra de materiales educativos, la resolución problemas de operación básicos y propiciar que sean los alumnos, padres de familia, maestros y directivos quienes tomen las decisiones más pertinentes para cada plantel.

A través de esta iniciativa de decreto también se buscará establecer en forma paulatina y como lo permita el presupuesto, escuelas de tiempo completo con jornadas de entre 6 y 8 horas diarias. Además, se planteó el suministro de alimentos en escuelas que lo necesiten, y los encargados de proveerlos serán microempresas locales, siempre cumpliendo con las normas oficiales de salud.

Personalmente, es la propuesta que más llamó mi atención, pues además de atender a la necesidad de elevar la calidad educativa, puede ser un importante detonante de microempresas, y con ellas de empleos; esto considerando que Peña Nieto prometió que al término de sexenio habrá al menos 40 mil escuelas con esta modalidad.

Qué esperar de la reforma educativa

Tomando en cuenta que esta propuesta fue firmada por los líderes del PRI, PAN y PRD, y que ha sido cantada como las primeras grandes acciones emanadas del Pacto por México, es un hecho que será aprobada en cuanto sea recibida por la Cámara de Diputados y por su paso por la de Senadores. El principal cambio será la merma a la capacidad rectorial de la todapoderosa Elba Esther.

A pesar de que el texto de la propuesta minimiza la influencia del magisterio considerándolo uno de tantos problemas que ha estancado a la educación en México, el discurso es diferente. Desde haber designado a Emilio Chuayffet, enemigo político de la maestra, hasta lo dicho por todos los presidentes de los partidos el día de hoy, todas las canicas están apostadas sobre limitación de la influencia sindicalista.

Gustavo Madero, del PAN, hizo énfasis en la importancia de la autonomía de un órgano evaluador y de un "verdadero servicio profesional del magisterio" que se base en el mérito académico y en un mejor sistema de incentivos para el profesorado. Con menos pelos en la lengua, Zambrano habló de recuperar el Sistema Educativo Nacional que durante décadas, "fácticamente", se lo ha apoderado "una camarilla" que lo ha hecho su "botín", siendo en lo general un obstáculo para la democracia y en lo particular, para el sindicalismo.

Así que, en primer instancia, además de dar a conocer el número de escuelas, alumnos y docentes, el Sistema de Información y Gestión Educativa evidenciará a todos esos que cobran como profesores sin ejercer y dará cuentas de los comisionados y demás burócratas contratados por el SNTE. Esto también abonaría a llevar un control de las plazas ocupadas y ofertadas por el Estado, además de la venta, traspaso o negociación de las mismas.

Con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación vendría el tan socorrido servicio profesional magisterial. Este organismo autónomo cancelaría de facto las promociones devenidas por compadrazos o influencias, premiando solamente a aquellos profesores que con su desempeño lo merezcan. Por último, fomentando la autonomía de las escuelas, se reduce el poder de acción de un alto mando central, desamordazando a directivos y maestros que están sujetos a decisiones de más arriba.

Evidentemente, la remoción de Elba Esther Gordillo pasó a segunto término, poniendo énfasis en acortar las atribuciones que se había adjudicado el Sindicato. Al final de su discurso, Peña dijo que esto se trataba de inclusión, tolerancia y paz; de la innovación, la competitividad y la productividad; de igualdad y democracia. Espero sinceramente que esto sea así y que no se trate solamente de una batalla política en la que se busque que ahora sea el Estado el que administre los vicios y las corruptelas que hasta hoy son responsabilidad del SNTE.

Si quieres revisar la propuesta, aquí el documento íntegro.

Propuestas de Reforma Educativa

Javier Morfín

Redactor, lector, hardcore gamer, melómano, pasante en Administración Pública y Ciencias Políticas, entusiasta de las redes sociales y la opinión pública y el amigo que no quieres para tu novia. Más artículos del autor »