Entre el barullo y el cansado sonsonete en que nos suelen meter las campañas políticas como las que recién inician en varios Estados de la República, suelen surgir las parodias del tema que muchas veces llevan entre líneas más verdades de las que quisiéramos aceptar. En esta ocasión la nota la está dando el candidato candigato no registrado a la alcaldía de Xalapa: El Gato Morris, quien se ha ganado el apoyo de muchos ciudadanos a través de su página de Facebook.

El candigato Morris se postula para que votes por él este 7 de Julio. Ante la cantidad de ratas que acechan esos puestos solo un gato podrá poner orden. El candigato no promete nada más que los demás candidatos: Descansar y retozar.

Morris sin ratas

Sin contar con el presupuesto que el Instituto Electoral Veracruzano (IEV) otorga a los candidatos, el candigato Morris se ha ganado muchos adeptos dentro y fuera de la capital de Veracruz. Basta con darse una vuelta por su página para ver que hasta este momento ya tiene más "me gusta" en su página que el candidato del PRD y otros partidos más pequeños; y los "humanos" que administran la página del candigato Morris (como dicen) no se dan abasto ante las solicitudes de medallones para coches, con los que la gente quiere mostrar su apoyo y hasta dicen estar dispuestos a comprarlos.

Morris la tapaRetomando frases y hechos de los políticos en el poder, hace una burla directa a estos mediante sus imágenes de campaña. Y la verdad es que toda esta parodia podría no ser gran cosa y pasar desapercibida, pero tiene -tristemente- de su lado un elemento que ha sabido explotar: el hartazgo y la poca representatividad que sienten los ciudadanos con los candidatos y con la clase política que los gobierna.

¿Hasta dónde llegarán las aspiraciones al poder y los actos de los seguidores del candigato Morris? No lo sabemos. ¿Surge de una intención ciudadana o de la misma guerra entre partidos? La verdad no tiene importancia, lo cierto es que quienes viven en Xalapa sabrán si sus críticas encierran mucho de verdad o no. Mientras tanto, ha provocado que podamos reír en lugar de llorar ante la situación electoral que se presenta.

Galería­ de imágenes

Fotos: el candigato Morris

Ileana Fernández

Publicista de profesión; curiosa, observadora y analista por costumbre. Más artículos del autor »