Parece que en época electoral todos los políticos y todos los partidos quieren un cachito de la agenda de los medios, digo, para hacer campaña. Y a tres semanas de las elecciones, con el PRI y el PAN peleándose por Baja California, el PRD ni sus luces. Por eso, el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, regresa al mundo de la política para pelear por la leyenda más grande de la historia del México moderno: La expropiación petrolera.

Marcelo regresa

Y es que la sola noticia de que en una entrevista con el Financial Times, el presidente Enrique Peña Nieto, anunciara la próxima presentación de una Reforma Energética que consideraría la inversión privada en Pemex, puso a muchos sectores políticos a movilizarse.

Marcelo, además de regresar triunfalmente a Twitter, anda reclamando que la paraestatal no debe ser privatizada, por ello convocó al presidente de la República a un debate, para conocer cuáles serían sus intenciones, porque agregó que esto no estaba en el Pacto por México.

Ebrard se suma así a la lista del PRD, encabezada por López Obrador y la figura de Cárdenas, de políticos que luchan contra la privatización de PEMEX. A ver si Peña contesta y se anima a darle más espacio en los noticieros a Marcelo. En primera porque sabemos que Peña le tiene pánico a los debates después de la Ibero y en segunda porque ¿será que Marcelo ya no quiere ser el mejor sismólogo del país?

Fotografía: Proceso

Santiago Betancourt

Leo, escribo y blogueo sobre comunicación, política y redes sociales. Soy fan de lo 2.0 y en mi otra vida fui trompetista. Más artículos del autor »