El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer hoy los resultados de la medición de la pobreza en el país para 2012.

Estos resultados, obtenidos de la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares que realiza el INEGI, nos permit evaluar cómo le fue al sexenio de Felipe Calderón en este tema.

100613

La pobreza puede ser medida por dos dimensiones: la de ingresos y la de carencias sociales.

La pobreza de ingresos se clasifica en tres grados: alimentaria, que no tienen ingresos suficientes para adquirir la canasta básica; de capacidades, quienes no pueden hacer gastos para servicios básicos de salud y educación; y pobreza patrimonial, que no tienen para invertir en vivienda y vestido. Cada uno incluye al anterior.

En el 2006 el número de personas en pobreza patrimonial era de 46.5 millones de personas, mientras que para el 2012 fueron 61.4 millones; un aumento de 14.9 millones de personas. El siguiente gráfico nos muestra la evolución de estos tres componentes a través del tiempo.

pobreza ingresos 2012

La segunda forma de medir la pobreza toma en cuenta el ingreso de las personas y su posición con respecto de una línea de bienestar y, al mismo tiempo, las carencias de derechos sociales.

Hay dos líneas de bienestar. La de bienestar económico mide la capacidad del ingreso para adquirir la canasta alimentaria y no alimentaria; mientras que la de bienestar mínimo mide la capacidad para adquirir la canasta básica. Las carencias de derechos sociales toma en cuenta el acceso a seguridad social, rezago educativo, acceso a servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda, acceso a servicios básicos de vivienda, y acceso a la alimentación.

Un ingreso menor a la línea de bienestar económico y más de una carencia social ubica a la persona en pobreza; mientras que por debajo de la de bienestar mínimo la ubica en pobreza extrema.

Para el 2012 el número de pobres bajo esta medición se elevó a 53.3 millones de mexicanos, desde 52.8 millones en 2010. Mientras que las personas en pobreza extrema cayó de 13 millones en 2010 a 11.5 millones el año pasado.

Esta gráfica permite apreciar la situación de la población:

pobreza1

Hay que mencionar que la pobreza de 2012 a 2010 se redujo en términos relativos. En 2010 los pobres representaron 46,1% de la población total, mientras que para 2012 fueron 45,5 por ciento.

He leído varios comentarios argumentando que la reducción en el porcentaje es de aplaudirse, pese a que en términos absolutos se elevó. Esta observación me parece, en lo personal, absurda. Si el objetivo de las políticas sociales del gobierno es reducir el número de pobres, debe hacerlo disminuyendo la población en esta situación, sin que se genere más con el incremento poblacional.

Tras conocerse esta información salieron Luis Videgaray y Rosario Robles a decir que los programas sociales se expandirán y actualizarán, y pasaran de ser asistencialistas a un esquema que permita disminuir de manera más eficiente al número de pobres. Asimismo, Videgaray dijo que la reforma fiscal incluirá nuevos programas enfocados a este tema.

Ya veremos.

Foto: ipunto

Marco Antonio Gómez Lovera

Economista por la Universidad Panamericana. Trabajé en el INEGI donde obtuve experiencia en el análisis y monitoreo de los principales indicadores de la economía mexicana. Actualmente me dedico al periodismo económico. Más artículos del autor »