Uno de los principales problemas entre los jóvenes universitarios mexicanos es el alto índice de abandono de los estudios superiores. De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México sólo se gradúa 25 por ciento de quienes cursan este nivel.

universitarios

De los más de 36 millones de jóvenes que habitan en el país (31.23 por ciento de la población total), solo 18.75 por ciento (3 millones 377 mil 372) es alumno en la educación superior (normal, profesional o posgrado). Hoy en día, casi cinco de cada 10 universitarios deserta en el camino. ¿Cuál es la razón?

Estudios señalan que la deserción se debe, en parte, a que la universidad no cumple las expectativas de los jóvenes y a que muchos alumnos no estudian en el colegio que hubieran querido. Sobre este aspecto, la Encuesta Nacional de la Juventud (ENJ) revela que 15 por ciento de quienes asisten a ese nivel acepta que estudia en una escuela que no es de su preferencia, porque no tuvieron otra opción.

Otro aspecto a destacar es que los jóvenes ven la universidad con frustración, "la mayoría desea ingresar, pero pocos pueden hacerlo. Estudiar una licenciatura implica suerte, ya que es algo fortuito y esperanzador", aseveró Herlinda Suárez, académica del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Asimismo, 13 por ciento de los estudiantes de educación superior afirma que los estudios cursados en ese nivel estuvieron por debajo de sus expectativas y 16 por ciento de quienes desertaron dice que lo hizo porque se aburría.

De los jóvenes mexicanos que estudian en nivel profesional, a casi 78 por ciento lo sostiene algún miembro de su familia, 19.9 ha tenido que dejar en algún momento la escuela, 24.3 asiste a una escuela particular, 5.5 cursa el sistema a distancia y 35.9 piensa que la educación superior privada es mejor que la pública, señaló el académico.

A su vez, 81.5 por ciento de los estudiantes de licenciatura considera que su carrera le servirá para obtener algún empleo, 76.8 para ganar dinero, 73.5 para resolver problemas y 71 por ciento para poner un negocio.

Las estadísticas agregan que 63 por ciento de estos jóvenes alguna ocasión ha trabajado. De ellos, 48.2 por ciento continúa laborando durante sus estudios universitarios, a 83.9 le gusta su actual trabajo y 71.8 por ciento consiguió su primer empleo con un familiar o amigo. Pese a esa última cifra, sólo 9.8 por ciento de quienes cursan educación profesional considera que una de las opciones más importantes para conseguir empleo radica en los contactos personales, 52 por ciento asegura que es por la educación y 23 por experiencia laboral.

Jocelyn Gómez

Amo el café, el cine, lo japonés, la ciudad, los pulques y los boleros de María Grever. Más artículos del autor »