Durante años las oficinas de estadística de diversos países han emprendido esfuerzos por contabilizar de mejor manera la riqueza de un país, lo que los ha llevado a utilizar novedosas técnicas de contabilidad.

Hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) anunció que a partir del próximo año divulgará información relativa al valor de la cultura para la economía nacional.

guelaguetza202008202867292028medium291

El capitalismo centra casi toda su atención en la producción de un país, reflejada en el Producto Interno Bruto, que es definido como la suma de los valores monetarios de los bienes y servicios producidos en una economía en cierto periodo.

La oficinas gubernamentales del mundo encargadas de medir el PIB se valen del llamado Sistema de Cuentas Nacionales que, al igual que en una empresa, sirve para llevar la contabilidad de un país.

Sin embargo, como se ha criticado en las últimas décadas, hay elementos que no son considerados dentro de las cuentas nacionales como el efecto que tiene la explotación de recursos naturales o la contaminación, el trabajo doméstico o la felicidad, que son contabilizados. Para esto, se desarrollan "cuentas satélite" que ofrecen una aproximación monetaria a estos rubros.

Con información recolectada durante este año, en el 2014 el INEGI dará a conocer la cuenta satélite para el sector cultural. En entrevista con Excélsior, Francisco Guillén Martín, director general Adjunto de Cuentas Nacionales del INEGI, dijo:

La cuenta satélite de cultura es un proyecto que estamos desarrollando de manera conjunta con Conaculta, lo que pretende es identificar y ver una dimensión de los flujos económicos generados por las actividades y productos que conforman este sector.

Asimismo, la cuenta permitirá conocer qué tipo de productos culturales se consumieron, los sitios y eventos culturales a los que se asistió, los productos culturales vía internet que se solicitaron, datos de cursos y talleres culturales, espectáculos en la vía pública, fiestas tradicionales, ferias y festivales artísticos, y el consumo de la producción artesanal.

Imagen: Taringa

Marco Antonio Gómez Lovera

Economista por la Universidad Panamericana. Trabajé en el INEGI donde obtuve experiencia en el análisis y monitoreo de los principales indicadores de la economía mexicana. Actualmente me dedico al periodismo económico. Más artículos del autor »