Que difícil época para ser padre, y no es que otra época hubiera sido fácil, pero como si fuera poca cosa la rutina normal de educar y mantener un hijo contando con el apoyo de una educación publica -sin entrar en calificativos para ésta-, hoy que muchos alumnos inscritos -con útiles y uniformes comprados- no pueden tener clases por la inasistencia de los maestros, los padres se encuentran con un sentimiento de impotencia total.

marcha maestros

En las noticias siguen los reportes de "maestros" marchando, tratando de ocupar el aeropuerto, ocupando calles, bloqueando carreteras en algunas zonas del país, y el gobierno lo que hace y nada es lo mismo. A algunos dicen que ya no les están pagando, a otros los amenazan con no hacerlo; que si les van a aplicar la nueva ley de que a los tres días de ausencia injustificada los despiden -como si las leyes se hicieran sólo para amenazar y no para cumplir-. Y no sólo están afectando a los alumnos sino a toda la ciudadanía con el cierre de calles, carreteras, toma de casetas, acciones que hasta incurren en delitos federales y el gobierno no hace nada para evitarlo. ¿Y entonces? ¿quién se encargará de defender el derecho a la educación?

Los maestros de principio no lo están haciendo, ellos están defendiendo sus "derechos" laborales y muchas de las ventajas sindicales que habían logrado durante años, pero la educación no. Y como opinamos muchos, que los defiendan, pero el que después de un mes siga habiendo escuelas cerradas sin clases, es muestra de que sus intereses personales están por encima del interés por la educación, y de sus alumnos. Otra cosa sería si las manifestaciones continuaran, con maestros que asisten a su trabajo declarándose bajo protesta, y al salir se unan a su manifestación.

¿Qué se está esperando? ¿que la impotencia de los padres pase a convertirse en enojo? ¿que sean ellos los que enfrenten a los maestros? ¿que sean ellos los que abran las escuelas y los obliguen a presentarse? ¿que sean ellos los que les den clases a los alumnos? ¿que ellos abran calles y autopistas? Tanto Gobierno como CNTE se valen de que los padres se han mantenido dormidos en su mayoría, esa es nuestra costumbre cultural, y es vergonzoso ver que las asociaciones nacionales y estatales de padres de familia en estos momentos se mantengan callados, sin hacer gran cosa, pero algunos padres ya lo están haciendo.

Perdidas entre las notas salen por ahí las de una escuela en Xalapa , en la que los padres ante la excusa de los maestros por no poder abrir la escuela para dar clases rompieron la cadena para que éstos, a disgusto, cumplieran con su obligación (en Veracruz a nivel estatal se acordó el regreso a clases ayer lunes). En otra secundaria de Coatzacoalcos se publica que los padres se han puesto a dar clases ante la falta de los maestros. Y no dudo que en otros lados se estén dando estas situaciones. ¿Esa es la manera? ¿a eso tendrán que llegar? ¿que los padres hagan el trabajo de gobierno y maestros, por su propia cuenta? Hasta el momento parece que no les dejan otra opción.

Foto: deinterespublico.com, Esteban Hidalgo Gómez y Tony Palacios

Ileana Fernández

Publicista de profesión; curiosa, observadora y analista por costumbre. Más artículos del autor »