Durante más de un mes ha estado en boca de todos la Reforma Educativa, las marchas organizadas en contra de ésta y los llamados a manifestarse contra ella. Pero en Vivir México vemos un problema: a pesar de estar en boca de todos, la gran mayoría de la población no sabe a ciencia cierta qué es lo que se reformó. Los padres de familia y hasta muchos maestros se muestran con la incertidumbre de cuales son los cambios que se hicieron y a quien creer, a los que dicen que la reforma es benéfica o a los que dicen que es todo lo contrario, una contrarreforma con afectaciones para los principios de la educación laica y gratuita y para los maestros.

Alumnos abrazados

Incluso, he visto que personas que fijan una postura al respecto lo hacen a partir de los rumores, de lo que les dice tal o cual, más a manera de chisme, pero cuando les cuestionas en dónde dice eso, dónde lo leyeron, si consultaron la reforma, o el punto a partir del que se basan para dar su postura, dejan ver que el fundamento no viene de un análisis personal o de una fuente confiable, sino sólo de la repetición de algunos argumentos transmitidos sólo de boca en boca.

Por todo esto, y aunque creo que si tanto nos preocupa, deberíamos leer las modificaciones que se hicieron para generar nuestros propios puntos de vista, entendemos que no todo el mundo tiene el tiempo para leer completas las reformas, y en estos casos podemos ser de gran ayuda presentando un análisis de lo que está sucediendo, fundamentado en las fuentes principales y proporcionando las ligas a los documentos que las respaldan por si les interesa hacer una revisión más profunda.

A continuación les presento una primera parte de dicho trabajo:

Modificación al artículo 3° de la Constitución

Para empezar una de las reformas que se hacen para toda esta llamada Reforma Educativa, corresponde a dos de los artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: el 3° y el 73°.

El artículo 3° es el que respecta a la educación; en dicho artículo se expresa que todo mexicano tiene derecho a la educación, ésta será laica y basada en los resultados del progreso científico. También contempla algunos de los aspectos que dicha educación resaltará como es su carácter democrático, nacional y que fortalezca la convivencia y el respeto a la diversidad.

Dentro de este mismo artículo se expresa que el Ejecutivo Federal es el encargado de determinar los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República. Establece que toda la educación impartida por el Estado será gratuita. La posibilidad de que particulares puedan impartir educación mediante el reconocimiento de validez oficial por el Estado; la autonomía y posibilidad de gobernarse a sí mismas las universidades e institutos que así se establezcan; y la responsabilidad del Congreso de la Unión para expedir las leyes necesarias para distribuir la responsabilidad educativa entre Federación, Estados y Municipios y fijar las aportaciones económicas correspondientes a ese servicio público y a señalar las sanciones aplicables a los funcionarios que no cumplan.

Esto es lo que -de forma resumida- expresaba el artículo 3° de nuestra Constitución antes de las modificaciones que se publicaron el 26 de febrero del 2013 en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Modificaciones o mejor dicho agregados pues todo lo que les acabo de mencionar sigue estando en el artículo 3° de nuestra Constitución, los cambios que se hicieron son textos y párrafos que se agregan en torno a la calidad educativa y la evaluación obligatoria, como pueden ver a continuación.

Se le agregó un párrafo al artículo 3° y un inciso d) al segundo párrafo de la fracción II en los que se habla de la calidad de la educación. En dicho párrafo se dice que El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria contemplando que tanto los materiales, métodos, infraestructura, organización escolar y la idoneidad de los docentes y los directivos deben garantizar el máximo logro de aprendizaje de los educandos. El inciso d) que se agrega señala que la educación impartida por el Estado además Será de calidad, con base en el mejoramiento constante y el máximo logro académico de los educandos.

El siguiente agregado que se hace es en la fracción III de dicho artículo en el cual se dejó el texto como estaba sobre que el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio junto con la opinión de las entidades federativas y de los sectores sociales involucrados en la educación, en los términos que la ley señale. Los agregados corresponden por un lado: se incluye de manera textual a los maestros y padres de familia, como opiniones a tomar en cuenta para el diseño de los programas, quedando ahora ...así como de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, los maestros y los padres de familia en los términos que la ley señale.

Por otro lado lo que se agrega a esta misma fracción, dentro del mismo párrafo -y aquí es donde creo está el meollo del asunto- es que será mediante la evaluación obligatoria que se podrá ingresar, obtener un mejor puesto, reconocimientos y la permanencia en el servicio profesional dentro de la educación que imparte el estado. Las promociones a cargos directivos y de supervisión serán mediante concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan. Y cualquier ingreso y promoción que no sea otorgado de esta forma será nulo -excepto las instituciones que tienen autonomía como sería por ejemplo la UNAM-.

Las siguientes fracciones del artículo -dentro de las que está la gratuidad de la educación- quedan igual y al final se agrega una fracción IX en la cual se expresa que para la prestación de los servicios educativos de calidad, se crea el Sistema Nacional de Evaluación Educativa el cual estará a cargo del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) -creado en el 2002- dotándolo en esta modificación constitucional de autonomía. Este tiene la responsabilidad de evaluar la calidad, el desempeño y resultados del sistema educativo nacional en la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior, y generar la información necesaria para mejorar la educación.

Modificación al artículo 73° de la Constitución

El otro artículo de la constitución que se modifica es una fracción del 73° el cual habla de las facultades del congreso, dentro de las cuales como bien se imaginarán hay un gran listado, pero la fracción que se modificó en esta reforma fue únicamente la fracción XXV la cual habla de la facultad del congreso para establecer y legislar todo tipo de escuelas a lo largo de la República -rurales, profesionales, de investigación, de bellas artes, etc.- museos, bibliotecas, así como institutos relacionados a la cultura; legislar vestigios y monumentos; la distribución entre Federación, Estados y Municipios de la función educativa y las aportaciones económicas para esto; así como en materia de derechos de autor y propiedad intelectual.

Una vez más las modificaciones a dicha fracción del artículo 73° consiste en agregados. Todo lo que expresaba el artículo quedó pero al principio se le agregó que tendría la facultad para establecer el Servicio Profesional docente en términos del artículo 3o. de esta Constitución y casi al final después de hablar de que debe buscar la unificación y coordinación de la educación, se agrega otro enunciado el cual dice: y para asegurar el cumplimiento de los fines de la educación y su mejora
continua en un marco de inclusión y diversidad
.

En resumen se completó el artículo 73° respecto a la facultad del congreso de legislar sobre el Servicio Profesional docente y encaminar las acciones a la mejora continua de la educación.

Qué opina CNTE al respecto

No digo qué opina el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) al respecto porque si han estado al tanto de los acontecimientos, el sindicato ha declarado a los medios y con anuncios, su apoyo a la reforma educativa. Su Presidente Nacional, Juan Díaz de la Torre, ha declarado que las leyes secundarias no violan los derechos de los trabajadores de la educación, que el 90% de los maestros del país se encuentran dando clases y que es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -una fracción interna del SNTE- la que realiza las movilizaciones con recursos del erario de Oaxaca.

El SNTE reitera el derecho que tienen todos sus agremiados de manifestar libremente sus ideas y demandas, pero rechaza los métodos que lesionan el derecho primordial de los niños para asistir a clases y el de los ciudadanos al libre tránsito.

Una vez más, el SNTE afirma que con la Reforma Educativa en vigor los derechos de los maestros están a salvo y solicita, respetuosamente, a los profesores inconformes reconsiderar las acciones que dañan la imagen del maestro y afectan a nuestros niños, a los padres de familia y a la sociedad en general. México es un país de libertades donde las inconformidades deben expresarse por los cauces legales.
Comunicado SNTE

Para esto vale la pena hacer un paréntesis y recordar que el Presidente Nacional del SNTE está en ese cargo a partir de este año, una vez que su anterior líder, Elba Esther Gordillo, fue y sigue arrestada, por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, junto con otros trabajadores del sindicato; pero Juan Díaz de la Torre, quien estaba como Secretario General del SNTE, cuando ella era Presidente, no ha sido acusado de nada. A partir de este cambio de presidente el SNTE cambió su postura ante la Reforma Educativa.

Una vez hecha esta aclaración regresemos entonces a cuál es la postura del CNTE, que es la organización que encabeza las actuales marchas de maestros. A pesar de saber, porque así lo manifiestan muchos de los que marchan en sus pancartas, que el CNTE está en contra de las reformas hechas a las diferentes legislaciones, es un poco complicado encontrar una postura digamos que oficial, que no venga de rumores, textos pegados en muros de facebook, twitter y reenvíos de correo electrónico que carecen de autor. Busqué pero no logré encontrar una página oficial de la coordinadora, lo único que hay es un blog que dice ser del CNTE y que incluso varios periodistas citan como oficial.

Sin embargo dicho blog su última publicación es del 3 de septiembre del 2012 -hace más de un año y con anterior gobierno-, haciendo un análisis de la política educativa durante el sexenio de Felipe Calderón. Por lo que aquí no hay publicaciones en referencia a los acontecimientos recientes, sobre la Reforma Educativa.

En donde se pueden encontrar algunas publicaciones sobre la coordinadora, es en la página de la sección XXII de Oaxaca y en un blog que dice ser de la sección 9 del CNTE. Ahí, en medio de publicaciones sobre las marchas y llamados a manifestarse y unirse a la lucha se pueden ver algunas posturas, pero creo que la más correcta, digamos que oficial, que a mi parecer se debe revisar es la fijada en el documento Análisis y perspectivas de la reforma educativa, un documento generado por la CNTE a partir de los foros organizados por ella misma para la presentación de propuestas de lo que para ellos debe ser una Reforma Educativa y entregado a la Secretaría de Gobernación.

En dicho documento está la posición del CNTE a lo que ellos llaman la contrarreforma educativa y, en lo que respecta al análisis de hoy, un Pronunciamiento Público en contra de las reformas a los artículos 3 y 73 de la Constitución.

Constamos que es una contrarreforma que violenta el espíritu y la letra del artículo 3° constitucional original, plasmado en la Carta Magna de 1917; un retroceso que rompe con el pacto social y político de la Revolución Mexicana; una más de las acciones autoritarias y restrictivas de un Estado articulado de manera subalterna al modelo neoliberal; una vuelta de tuerca que se realiza de espaldas a la sociedad y sin haber sido consensada entre quienes sostienen el sistema educativo nacional: el magisterio y los padres de familia. Esta iniciativa surge de poderes fácticos de carácter empresarial que pretenden la privatización y mercantilización de la enseñanza y el control ideológico y político de los educandos, los cuales emprenden una campaña de satanización y criminalización del magisterio y de sus organizaciones sindicales de carácter democrático, a través de los monopolios de la información. Por su parte, el Congreso de la Unión acata dócilmente estas políticas contrarias al interés nacional y popular.

Se trata, en los hechos, de una reforma laboral-administrativa contraria al artículo 123 constitucional, que pretende desmantelar retroactiva e inconstitucionalmente los derechos adquiridos por el gremio magisterial, afectado su permanencia en el empleo, sus salarios y condiciones de trabajo y jubilación, así como los procesos de escalafón e ingreso, sin resolver, por otro lado, los problemas del rezago educativo, analfabetismo, falta de equidad, las escuelas multimodales y las graves carencias en la infraestructura escolar. Se rompe también con la gratuidad de la educación con la validación de las cuotas, y se pretende, con supuestas atribuciones de autonomía y “gestión escolar”, poner la carga económica sobre la sociedad y los padres de familia.
CNTE

En este documento demandan la abrogación -es decir, anular- las modificaciones a los artículos 3° y 73° constitucional -los cuales anteriormente les expliqué- ya que entre otras consideraciones dicen: que carece de legitimidad ya que no se le consultó a la ciudadanía ni al magisterio nacional; que revierte los derechos de la población a la educación pública, gratuita, laica, científica y obligatoria; que los deja en la incertidumbre laboral ya que dicen que no respetará la plaza base debido a que el ingreso, promoción y permanencia estará sujeta a la evaluación; que es impuesta por organismos internacionales como la OCDE; que privatiza la educación al incluir a los padres en la gestión y mantenimiento de escuelas y la entrada de empresas a los centros escolares; que la evaluación no busca la mejora sino el castigo e inestabilidad laboral de los docentes.

Por otro lado también demandan que el gobierno eleve el presupuesto educativo de un 4 a un 12% del PIB como dicen que recomienda la UNESCO; la mejora de condiciones de infraestructura y la eliminación de programas de cofinanciamiento del tipo de “Escuelas de Calidad”, que laceran la gratuidad educativa; la cobertura educativa del 100%.

Proponen también que la educación fomente la formación de diferentes valores como la equidad de género, diversidad social, identidad, raíces históricas, conciencia social, relación del hombre con la naturaleza, entre muchos otros. (He de aclarar que varios de estos ya están mencionados en el artículo 3° de la constitución, y forman parte de lo que no se modificó).


Con todo esto, creo que ustedes pueden tener una primera impresión para entender qué comprende la Reforma Educativa, las modificaciones constitucionales que se hicieron y la postura del CNTE que está encabezando las marchas. Con esto seguramente ustedes ya se podrán ir generando una opinión al respecto y posiblemente una postura -yo de momento me la reservo-, pero aún falta más por conocer. Además de la modificación a dichos artículos de la Constitución están las modificaciones a la Ley General de Educación, dentro del cual se maneja por ejemplo el aspecto de la gestión el cuál la coordinadora critica ya que dice que es una excusa para la privatización. Pero sobre eso comentaré en una siguiente publicación.

Ileana Fernández

Publicista de profesión; curiosa, observadora y analista por costumbre. Más artículos del autor »