Como tercera y última parte del análisis de la Reforma Educativa que les he presentado desde la semana anterior, en esta ocasión finalmente presento lo más importante que comprenden las restantes leyes secundarias expedidas: la Ley del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Y claro, no podía faltar una conclusión que una vez conociendo lo que las leyes dicen, no puedo evitar que esté en mi cabeza.

Un largo camino a la escuela

Ley del Servicio Profesional Docente

La ley del Servicio Profesional Docente establece los criterios, los términos y condiciones para el Ingreso, la Promoción, el Reconocimiento y la Permanencia en el Servicio. Sus objetivos son (Art. 2): regular el Servicio Profesional Docente de la Educación Básica y Media Superior; establecer los perfiles, parámetros e indicadores del Servicio Profesional Docente; regular los derechos y obligaciones derivados del Servicio Profesional Docente, y asegurar la transparencia y rendición de cuentas en el Servicio Profesional Docente. Comprende a los docentes, directivos, supervisores y asesores técnico pedagógicos de este nivel educativo en la federación, estados, municipios y Distrito Federal.

La ley establece que el Servicio Profesional Docente pretende que los docentes, directores y supervisores tengan las cualidades personales y competencias profesionales para brindar una educación de calidad y que promuevan el máximo logro de aprendizaje de los educandos de acuerdo a los parámetros idóneos que se establezcan. Sus propósitos son también: mejorar la práctica profesional mediante la evaluación de las escuelas y los apoyos necesarios; estimular el reconocimiento a la labor docente; desarrollar fortalezas y superar debilidades del personal; garantizar formación, capacitación y actualización continua del personal; desarrollar un programa de estímulos e incentivos que favorezca el desempeño eficiente del servicio educativo y contribuya al reconocimiento escolar y social de la dignidad magisterial.

Para todo esto la ley dice que se deben establecer los perfiles, parámetros e indicadores que sean referente de lo que es la educación de calidad, los aspectos que abarcan las funciones de docencia, las características básicas de desempeño del personal y los niveles de competencia.

En la ley se expresa a detalle los papeles que juega cada una de las partes del sistema educativo dentro del Servicio Profesional Docente. Corresponde al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) definir los procesos, parámetros, lineamientos para la evaluación y coordinar esto con las autoridades educativas y la difusión de los resultados.

A las autoridades educativas locales les corresponde, entre otras cosas: someter a la secretaría parámetros e indicadores complementarios, perfiles y requisitos que consideren necesarios para el ingreso, promoción y permanencia del servicio; seleccionar y capacitar evaluadores y aplicadores de acuerdo a lineamientos del INEE; convocar a concursos de oposición para el ingreso y promoción a cargos de dirección o supervisión; diseñar programas de reconocimiento para los docentes; ofrecer programas y cursos gratuitos, idóneos, para la mejora de los docentes; encargarse de los actos jurídicos que crean, declaran, modifican o extinguen derechos y obligaciones y administrar la asignación de plazas con estricto apego al orden establecido con base en los puntajes obtenidos de mayor a menor, de los sustentantes que resultaron idóneos en el concurso. Tareas muy similares que desempeñarán las Autoridades Educativas y Organismos Descentralizados para la Educación Media Superior.

La Secretaría debe: elaborar junto con el INEE un programa anual para la evaluación de la Educación Básica, tomando en cuenta las propuestas de Autoridades Educativas Locales; determinar perfiles y requisitos mínimos para el Ingreso, la Promoción, el Reconocimiento y la Permanencia en el Servicio en la Educación Básica tomando en cuenta las propuestas de Autoridades Educativas Locales; proponer al Instituto (INEE) las etapas, aspectos y métodos que comprenderán los procesos de evaluación obligatorios para la Educación Básica y Media Superior; aprobar las convocatorias para los concursos de ingreso y promoción; emitir lineamientos para los programas de regularización, reconocimiento y formación continua de los docentes; determinar qué puestos del Personal Técnico Docente formarán parte del Servicio Profesional Docente; establecer mecanismos para que organismos no gubernamentales y padres de familia puedan participar como observadores de los procesos de evaluación.

Se realizarán evaluaciones internas entre los docentes, dirigidas por el director para promover la mejora continua pero que no tendrá ninguna sanción, consecuencia administrativa o laboral.

Para ingresar al servicio docente de la Educación Básica y Media Superior las convocatorias serán anuales y públicas, con la descripción de los perfiles a cubrir y las plazas ofrecidas. Al ingresar a una plaza docente, se obtendrá un nombramiento definitivo de base después de seis meses de servicio sin nota desfavorable. El personal de nuevo ingreso tendrá durante 2 años el acompañamiento de un tutor. Al primer año el docente será evaluado y se le darán los apoyos para la mejora. Al terminar el período de acompañamiento del tutor se evaluará el desempeño del docente para determinar si en la práctica favorece el aprendizaje de los alumnos y, en general, si cumple con las exigencias propias de la función docente. Si el docente no cumple con las evaluaciones, ni con los programas de apoyo o si se determina que su nivel de desempeño es insuficiente se dará por terminado el nombramiento.

El otorgamiento de plazas se hará en estricto orden basado en los puntajes de mayor a menor. Sólo de manera extraordinaria y cuando dicho procedimiento se hubiera agotado, se daría nombramiento a otros docentes que cubran el perfil, sólo por tiempo fijo -no horas-, que no exceda el término del ciclo escolar.

Todas las personas que cumplan el perfil y requisitos de la convocatoria podrán participar (Art. 24), en igualdad de condiciones sin demeritar entre otras cosas su perfil profesional. En la Educación Básica, se privilegiará el perfil pedagógico docente. Pero este artículo entrará en vigor hasta dentro de dos años, mientras tanto, las convocatorias a plazas de nuevo ingreso serán sólo para normalistas.

La promoción a cargos de dirección o supervisión se harán también mediante concursos de oposición públicos. Deberán haber ejercido como docentes al menos 2 años. Las personas que obtengan estos nombramientos deberán cursar programas de liderazgo y gestión escolar. Si su desempeño como director resulta insuficiente en la evaluación, regresará al puesto de docente. La o las organizaciones sindicales reconocidas, para los efectos del ejercicio de sus funciones de atención laboral de sus agremiados se les informará de los procesos de promoción y podrán participar como observadores.

Existirá también promociones dentro de la misma función que se realice, estas podrían ser temporales o permanentes y buscan incentivar y promover la mejora del desempeño docente. Para dichas promociones la Secretaría debe establecer en las reglas para los beneficiarios, preferencia a aquellos que, además de cumplir con los requisitos como sería destacar en su evaluación de desempeño, que trabajen en zonas con altos niveles de pobreza.

Otro tipo de promociones serían el otorgamiento de horas extra o un nombramiento de Personal Docente con Funciones de Asesoría Técnica Pedagógica. Además habrá también reconocimientos en el servicio, dentro de los cuales se consideran los incentivos temporales.

alumnos

La evaluación para la permanencia en el servicio será obligatoria. El Instituto (INEE) determinará su periodicidad, considerando por lo menos una evaluación cada cuatro años. De presentar el docente un resultado insuficiente, se deberá incorporar a los programas de regularización que la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado determine, tendrá una segunda oportunidad de evaluación de su desempeño en un plazo no mayor a 12 meses; de volver a resultar insuficiente su desempeño se reincorporará a los programas de regularización, si en una tercera evaluación nuevamente resulta insuficiente, se dará por terminado su nombramiento. Las personas que al publicarse la ley ya estén en servicio y éste sea su caso, dentro de los artículos transitorios se estipula que no será separado de la función pública y será readscrito para continuar en otras tareas dentro de dicho servicio (...) o bien, se le ofrecerá incorporarse a los programas de retiro que se autoricen. Sólo los que no accedan a ser evaluados ni se incorporen a programas de regularización serán separados del servicio público. El otro caso en el que sí puede ser separado del servicio el personal es si tuviera 3 ausencias sin causa justificada en un período de 30 días naturales.

El Estado proveerá lo necesario para que el Personal Docente y el Personal con Funciones de Dirección y de Supervisión en servicio tengan opciones de formación continua, actualización, desarrollo profesional y avance cultural. La formación continua para estos deberá ser gratuita.

Se evitarán los nombramientos o asignaciones fragmentarias por horas, los que así estén se compactarán sus horas en una sola escuela. En la estructura ocupacional de cada Escuela deberá precisarse el número y tipos de puestos de trabajo requeridos, atendiendo al número de aulas y espacios disponibles, al alumnado inscrito y al plan de estudio de que se trate; esta estructura deberá estar autorizada por la SEP. Deberán ser revisadas y, de ser necesario, ajustadas cada año. Dicha estructura ocupacional, la plantilla del personal, con sus datos de formación, trayectoria y desempeño profesional deberán estar actualizados en el Sistema de Información y Gestión Educativa.

Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación

Por último como parte de la reforma educativa, se expidió la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación como parte de las leyes secundarias. De esta lo más destacable que puedo encontrar para este análisis seria lo siguiente.

Esta ley regula el Sistema Nacional de Evaluación Educativa y al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE). Dentro de ésta se aclara que al hablar de evaluación se refieren a emitir juicios de valor que resultan de comparar los resultados de una medición u observación de componentes, procesos o resultados del Sistema Educativo Nacional con un referente previamente establecido. Su finalidad (Art. 7) es contribuir a mejorar la educación, el diseño de políticas, planes y programas, la gestión escolar y los procesos educativos; observar el grado de cumplimiento de los objetivos y fomentar la transparencia y rendición de cuentas. Las evaluaciones (Art. 8) deberán considerar los contextos demográfico, social y económico que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El Sistema Nacional de Evaluación Educativa son un conjunto de institutos, procesos, instrumentos y acciones, con el fin de garantizar la calidad de los servicios educativos del Estado y particulares autorizados. Dicho sistema estará coordinado por el INEE.

El INEE es un organismo público autónomo. El Instituto contará con plena autonomía técnica, de gestión, presupuestaria y para determinar su organización interna. Éste evaluara la calidad, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional; diseñará y realizará mediciones y evaluaciones de todos los componentes del sistema (educandos, docentes, autoridades escolares, institutos, políticas y programas).

Sobre las obligaciones más a detalle del Instituto ya no las abordo porque sería repetitivo, ya que de las más importantes de estas las mencioné en la segunda parte de este análisis, ya que también las aborda la Ley del Servicio Profesional Docente. La que sí me llamó la atención que aquí se menciona (Art. 28, fracción VII) es la de validar la idoneidad de los parámetros e indicadores (...) en relación con la función correspondiente en la educación básica y media superior, para diferentes tipos de entornos, algo que me parece que reclamaban los docentes al señalar que no es lo mismo evaluar un maestro y alumno rural que a los urbanos.

El resto de la ley en su mayoría trata los temas administrativos y sobre la integración del Instituto como que estará conformado por una junta de 5 miembros que cuenten con al menos 10 años de experiencia en el ámbito educativo y de evaluación; entre ellos se elegirá un presidente; las atribuciones que tendrá dicha junta; atribuciones del presidente; los mecanismos de colaboración del INEE; temas de información pública, transparencia, responsabilidades y faltas.

Conclusión

Antes de revisar a fondo las leyes modificadas y promulgadas sobre la Reforma Educativa, con lo que sabía de ella y leyendo ciertos artículos de ésta, no encontraba las razones para ponerme en contra de ella, estaba de acuerdo que se necesitaba evaluar a los maestros y no encontraba de qué manera afectaría sus derechos o la educación pública, laica y gratuita. Sin embargo las manifestaciones en contra de ella, la pura manifestación sana -que dejó de serlo hace mucho-, la entendía primeramente como un derecho, una desconfianza al cambio, pero principalmente como una diferencia de opiniones de lo que es mejor o no para la educación.

Pero una vez leyendo toda la reforma, que comprende las modificaciones a la constitución, las tres leyes secundarias y los argumentos de los manifestantes, no puedo hacer más que enojarme más de lo que ya estaba con sus abusos: dejando a niños sin clases, cerrando vías de comunicación y cometiendo actos de violencia.

Al revisar todo este material me doy cuenta que la supuesta "defensa de la educación pública y sus derechos laborales" no es en realidad más que una lucha política de una fracción del sindicato, la CNTE, por mantener el poder y todo lo que hay detrás de éste. Contraponiendo lo que ellos argumentaban y que les presenté en la primera parte de este análisis puedo ver que:

  • No violenta el espíritu y la letra del artículo 3°; la educación sigue siendo laica, gratuita, obligatoria y basada en el progreso científico.
  • No es una acción autoritaria; el Congreso está creado y elegido para legislar, y éste votó su aprobación
  • No se realiza de espaldas a la sociedad; la iniciativa se presentó desde diciembre del 2012 y como toda iniciativa se puede consultar en la página de la Cámara de Diputados su dictaminación.
  • Que según surge de poderes fácticos de carácter empresarial que pretenden la privatización y mercantilización de la enseñanza y el control ideológico y político de los educandos...; que expliquen en qué parte porque no hay nada que se pueda interpretar así, si lo que quieren decir es que no les gusta que organizaciones como Mexicanos Primero los critique o participe proponiendo, eso es otra cosa.
  • Que el Congreso de la Unión acata dócilmente estas políticas contrarias al interés nacional y popular; pues así como que dóciles no suelen ser, y de que sea contrario al interés nacional y popular, pues solo que ese interés sea dejar las cosas como están de mal en la educación.
  • Se trata, en los hechos, de una reforma laboral-administrativa; en este punto a lo mejor podría darles un poco de razón porque los elementos principales de la reforma son sobre la evaluación y el Servicio Profesional Docente que plantea lineamientos para el ingreso, promoción y permanencia de los educadores. Pero... no veo de qué forma eso afecta a la educación, todo lo contrario, y en ningún momento se les está quitando derechos, ni bajando el sueldo, ni nada por el estilo.
  • No es contraria al artículo 123 constitucional; en este se estipula el derecho al trabajo digno, y de lo que éste considera, no se les está quitando sueldo, ni aumentando la jornada, o los días de trabajo; es más ahí mismo dice la designación del personal se hará mediante sistemas que permitan apreciar los conocimientos y aptitudes de los aspirantes y aquí se está estableciendo ese sistema; los trabajadores gozarán de derechos de escalafón a fin de que los ascensos se
    otorguen en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad
    se está respetando y de hecho se está impulsando; Los trabajadores sólo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada, en los términos que fije la ley la ley establece esos términos: en tres ocasiones tener insuficiente en su evaluación de desempeño -y hasta eso, será removido, no perderá el trabajo- y ausencias injustificadas. No se les está negando la representación sindical; tampoco la seguridad social.
  • Que pretende desmantelar retroactiva e inconstitucionalmente los derechos adquiridos por el gremio magisterial, afectado su permanencia en el empleo, sus salarios y condiciones de trabajo y jubilación, así como los procesos de escalafón e ingreso; no afecta su salario, ni sus condiciones de trabajo, ni su jubilación, ni la permanencia. Ahora si lo que les preocupa es que ahora sus ausencias tengan que ser sólo justificadas o que ya no haya espacio para aviadores o para los que se la pasan como maestros comisionados, bueno, sólo a esos se afectaría, pero estos no son realmente trabajadores del magisterio, estos trabajan para otros intereses.
  • Que no resuelve los problemas del rezago educativo, analfabetismo, falta de equidad, las escuelas multimodales y las graves carencias en la infraestructura escolar; eso es lo que estaría por verse, primero hay que asegurarse de que el maestro al frente esté calificado para enfrentarse a esos problemas.
  • No se rompe también con la gratuidad de la educación con la validación de las cuotas; la educación sigue siendo gratuita, ya estaban contempladas las donaciones y lo que se establece es que ahora estas en ningún momento sean obligatorias ni condicionen la educación y las que se den, se transparenten.
  • Se pretende, con supuestas atribuciones de autonomía y “gestión escolar”, poner la carga económica sobre la sociedad y los padres de familia; la referencia a la gestión escolar no otorga carga económica a los padres de familia, les da derecho de participar en las decisiones de qué es lo que se hará con el dinero que esta reciba.

Tampoco se maneja lo que otros dicen de una prueba estandarizada, los mecanismos de evaluación apenas se van a establecer, no establece que sea uno sólo y de hecho se menciona mucho el evaluar el desempeño, algo que me parece importante porque aunque se pediría un mínimo de conocimientos a veces una lumbrera puede no ser hábil para transmitir el conocimiento a sus alumnos, y otro sin tener excelencia de conocimientos si. En lugar de estar en marchas deberían acercarse a la autoridad e instituto para participar en el establecimiento de qué se debe evaluar.

En otros aspectos también se legisla algo que ya se venía haciendo, por ejemplo se incluye el dar reconocimientos a los maestros y promociones dentro de la misma función, algo que ya se hacía con la carrera magisterial. Esta por cierto se menciona en los transitorios que desaparecerá en 2015 pero los que ya hayan obtenido beneficios con esta no serán afectados.

El meollo del asunto es que al tener un organismo autónomo que establezca los lineamientos y mecanismos de evaluación, y esto rija el ingreso, la promoción y permanencia, y que además esté obligado a la publicación de resultados y demás aspectos de transparencia, las posibilidades de heredar plazas, otorgarlas por compadrazgo o por dedazo se vería limitado. ¿A quien no le conviene eso? A autoridades y al sindicato. Es más los maestros estarían menos supeditados a la amenaza de ve a la marcha tal, apoya a tal, vota por tal, porque mientras se logre mantener un proceso de evaluación limpio, su trabajo y ascenso dependerá de ellos mismos y su desempeño, no los puntos que hagan en el sindicato. Esto al fin y al cabo significa pérdida de poder del sindicato y es lo que no quieren.

Pero lo que me indigna más es el engaño y las mentiras que le están diciendo a los padres de familia, que si se privatizará la educación, que ya no será laica, que los padres tendrán que pagar luz y agua, que tachen de ignorantes a quien los contradiga -así sean sus alumnos que sí han leído la ley-, que embauquen a los padres de familia para el cierre de escuelas y que usen a los propios niños en sus marchas. Es mas, llegar al grado de decir que ya llegó la guía básica de autonomía y gestión escolar para el siglo 2013-2014 (sic.) donde según dice que los padres se deben de hacer cargo del mantenimiento -y que les explicaba en la anterior publicación- y decir que llegan recibos de luz por miles de pesos a escuelas, todo eso no habla mas que de la calidad de líderes y sus verdaderos intereses en el magisterio.

Por cierto, muchos de los artículos que el blog de la sección 9 replica son de la Jornada, claro está apoyando las marchas y las movilizaciones y los mentiras argumentos del CNTE, y gran parte de esos artículos están escritos por Luis Hernández Navarro, quien según el propio CNTE es el Director de Opinión del Periódico la Jornada, mismo que participó en los textos del Análisis y Perspectivas de la reforma educativa del CNTE. Al fin y al cabo opinión y puede estar en contra de la reforma educativa, ¿pero no está demasiado tendencioso de antemano?

La verdad un poco se entiende la posición aislada de algunos padres y maestros de no creer que el gobierno y los partidos hayan promovido algo conveniente, la verdad se lo han ganado a pulso. Pero de eso a que ciegamente se le crea a otros como el sindicato, o CNTE en este caso, que tampoco es una pera en dulce, es también caer en el error y posiblemente más grave. Es darle la razón a quien considera que podemos ser fácilmente engañados, porque no leemos y sólo nos dejamos llevar como borregos. Se podrá estar a favor o en contra, pero que sea por opinión propia e informada (y por diferentes medios no sólo por " medios alternativos" como dicta el CNTE en sus volantes).

¿A quien perjudica el censo educativo?

La verdad no me interesa profundizar en eso, ya anteriormente en Vivir México se habló de lo que trata, pero sólo quiero lanzar la pregunta: de qué forma perjudica a los maestros o padres de familia el que las autoridades finalmente -sin quitarles la pena por omisión- se enteren de cuantas escuelas hay, con cuantas aulas, cuantos alumnos, qué infraestructura, etc. ¿A quien le perjudica que se sepa que en la escuela fulanito hay 5 salones y por tanto se necesitan 5 maestros, tal vez 6 o 7 si agregamos de algunas especialidades y director? Y no 8 o 10, como posiblemente algunas plantillas estén infladas y no por los maestros y directores, sino por ciertas autoridades o sindicatos que son los que meten la información. Nada más, con números generales, se podría tener un aproximado de la cantidad plazas que no ocupan maestros sino personas que sólo trabajan cuando se les hace llamado -como artista- para presentarse a movilización. Pero claro eso sólo se podría cumplir si los padres y maestros no se dejan manipular y participan en el censo, dando respuestas reales.

Cuidado padres de familia

Por último lo que más quiero enfatizar es que los padres de familia no se dejen engañar. Ya expliqué todo lo que dice la ley y ustedes mismos lo pueden corroborar, dejo las ligas, y al final ustedes generarán su opinión y sabrán si apoyan o no las marchas. Pero si les viene alguna autoridad o maestro con que miren el recibo de luz y que ahora ustedes tienen que "mocharse" para pagarlo, no den su brazo a torcer, esto no está contemplado en la ley, y si los tratan de obligar la misma ley es el apoyo para que se defiendan legalmente y denuncien a quien lo haga. Si dan dinero lo mas probable es que este vaya a parar o en el bolsillo del delincuente que lo pida o en el mismo movimiento que está cerrando escuelas y no permite que los niños tengan clases como debe ser.

Es más esta ley les está dando poder para que vigilen lo que se hace y cómo se hace en las escuelas de sus hijos. Si creen que es algo perjudicial, pues qué mas les puedo decir; pero si como yo no lo ven así mejor dejémonos de distraer con esta ley y volteemos mejor a preocuparnos por la hacendaria, que esa sí parece que no luce bien -y la que por cierto son los "poderes fácticos" de los empresarios los que se han movido para mostrar su falta de viabilidad-.


Respecto a si la reforma educativa es benéfica o no, yo creo que tiene varios puntos favorables y sobre todo que puede impulsar a los maestros con verdadera vocación y dedicación; pero como todas las leyes que tenemos, su verdadera eficacia dependerá de su implementación, así es que faltará dar varios años para que esto se pueda juzgar.

Definitivamente no es la solución a todo el problema en educación, pues hay muchos otros como el de presupuesto e infraestructura, pero por algo se tiene que empezar. Y lo que sí creo es que cuando se tiene un buen maestro, que sepa encaminar a sus alumnos, puede hacer más diferencia que cualquier apoyo material.

Ileana Fernández

Publicista de profesión; curiosa, observadora y analista por costumbre. Más artículos del autor »