Esta semana se lleva a cabo en Guadalajara la Cumbre de Negocios que año con año realiza el empresario Miguel Alemán. En ella se reúnen los empresarios más exitosos del país, aunque eso no significa que sean los más inteligentes.

Muestra de ello son las desafortunadas declaraciones de Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, Elektra y Banco Azteca.

img_4fa07c37aae5a

El presidente de Grupo Salinas dijo que "A las mujeres les está yendo mal porque quieren hacer de todo y cosas muy difíciles. Todas las mujeres quieren estudiar y salir a trabajar y aparte ser amas de casa", aunque después intentó corregir al decir que "todos los padres deberíamos pagarle el sueldo a nuestras señoras por criar a nuestros hijos. Mínimo. ¿Me entienden? Hay que valorar esto. Como no se valora, entonces decimos ‘ponte a trabajar, vieja fodonga'".

Muy lejos de corregir su error, no hizo más que mostrar más su ideología machista, que parece sólo aceptar que las mujeres deben dedicarse al hogar y los hombres deberían pagar y agradecer como si esa fuera su única obligación.

Pero esta visión no es exclusiva del señor Salinas Pliego. La más reciente Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares hecha por el INEGI muestra que 47% de las mujeres de 15 años y más han sido víctimas de un incidente de violencia, por parte de su novio, compañero o esposo en algún momento de la relación.

No digo qué él sea uno de ellos, pero estos son los casos más extremos de quienes creen que un hombre es superior a una mujer.

Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM, se encontraba en el mismo foro y se limitó a decir que hay que apoyar a las mujeres porque la "clave para muchos elementos del desarrollo es la educación de las madres".

Esta afirmación se vuelve cierta cuando muchas de las mujeres en el país se tienen que enfrentar al abandono o viudez. De acuerdo con el último censo, el 25% de los hogares mexicanos tienen al frente a una mujer y alrededor del 71% de éstas cuenta sólo con educación básica o menos.

Lo que es claro es que mientras personas como Salinas Pliego estén en posiciones de poder, las oportunidades para las mujeres seguirán siendo escasas.

Imagen: Norte Digital

Marco Antonio Gómez Lovera

Economista por la Universidad Panamericana. Trabajé en el INEGI donde obtuve experiencia en el análisis y monitoreo de los principales indicadores de la economía mexicana. Actualmente me dedico al periodismo económico. Más artículos del autor »