2013 año de reformas, esperemos que los años que vienen sean de más trabajo. Ya están los cambios que querían, ¿nos pondremos a trabajar con ellos?

Por
17 de Diciembre de 2013, 08:11

Un año de reformas. 2013 fue además el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, y si de algo nos vamos a acordar fue de todas las discusiones y cambios a la Constitución que en el paso de los meses sufrimos. Se le critica a Peña Nieto que este año "no hizo nada" más que impulsar reformas y viajar por el mundo. Tampoco puede construir hospitales, tardan más de un año en quedar listos.

Pero las reformas que iniciaron su camino quedaron inconclusas, la única que terminó su largo camino, y vaya que fue largo y sinuoso, fue la Educativa que ya anda medio olvidada. ¿Cuáles fueron las otras reformas de este año?

Reforma Educativa

No podíamos dejar atrás una de las reformas más importantes del año, del sexenio y hasta de los últimos años. Esta reforma vio caer a Elba Esther Gordillo, ex lideresa sindical de los maestros, semanas de protestas en la capital con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y profundas luchas de poder comandadas por el secretario de Educación, Emilio Chuayfett.

Ya tiene sus leyes secundarias y hasta está promulgada, pero nomás no la echan a andar. Hace unos días, el presidente tuvo que reunir a todos los gobernadores y jalarles las orejas para que se pusiera en marcha. Habrá que esperar a 2014 para ver resultados.

Reforma en telecomunicaciones

Nos la pintaron muy bonito, una gran idea. Finalmente veríamos verdadera competencia en radio y televisión y en telecomunicaciones, dos cadenas nuevas en televisión abierta, una red de transmisión de datos con mayor capacidad para que no nos estuviéramos quejando con las compañías celulares. Y con esta sí nos vieron la cara.

Tenía que estar lista, con leyes secundarias, bases para la licitación y su instituto regulador, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) bien parado para el 9 de diciembre, ¡mangos! que por la importancia de las otras "reformas estructurales" tuvo que esperar. Y esperar, esperar, esperar... ¿para cuándo?

Reforma Financiera y Hacendaria

Van juntas porque tienen que ver con dinero. La financiera reformó cuestiones para préstamos y créditos por parte de la banca privada. La hacendaria llegó con nuevos impuestos.

IVA a la compra y alimento de mascotas, generalizado en fronteras, a las bebidas azucaradas y comida chatarra. Por ahí salió el tema del IVA a la educación privada pero al final no pasó. 2014 llega con nuevas perspectivas en cuestión del cobro de impuestos.

IFAI

Y llegó la reforma en transparencia. Nuevos comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y toda la información federal, hasta los sindicatos tendrán publicar esos datos. Suena bien, una vez más, esperemos que no se olvide porque ésta llevaba desde noviembre de 2012 en la congeladora legislativa.

Reforma Energética

En 72 horas, 16 congresos locales (los necesarios para su promulgación) ya la habían aprobado. En una semana vimos como se confeccionaba el dictamen, se presentaba en el pleno, se discutía en las dos cámaras, se protestaba en Reforma y en el Zócalo y se aprobaba. Vimos a los diputados y senadores trabajar en tiempo récord, es más, los vimos trabajar, gritarse una que otra grosería y hasta encuerarse.

Para el presidente esta reforma es la de más costo político, la más prometida y la que más promete, esperemos...

Reforma política y electoral

Cambiar el nombre al IFE (ahora se llamará INE), renovar a todos los consejeros, permitir la reeleción de diputados, senadores y presidentes municipales, cambiar de fecha la toma de protesta del presidente de la República, la PGR ahora se llamará Fiscalía General de la República y será un organismo autónomo. De aquí empezaremos a ver resultados hasta los próximos sexenios.

Quedó aprobada de panzaso al cierre de este periodo ordinario de sesiones, y los perredistas por andar haciendo protestas y marchas hubieran podido proponer aquí la dichosa consulta ciudadana que tanto piden. Mientras tanto, esperamos. Falta la aprobación por los congresos locales.

Así se nos fue el año, y éstos no fueron los únicos cambios a las leyes y la Constitución, también nació un organismo anticorrupción, que apenas está de nombre. 2013 año de reformas, esperemos que los años que vienen sean de más trabajo. Ya están los cambios que querían, ¿nos pondremos a trabajar con ellos? Ahora sí se pueden construir hospitales.

Échenle un vistazo a los spots del gobierno este año, todos tratan sobre reformas.

Santiago Betancourt

Leo, escribo y blogueo sobre comunicación, política y redes sociales. Soy fan de lo 2.0 y en mi otra vida fui trompetista. Más artículos del autor »