Un poco sobre Coyoacán

Poca gente lo sabe aunque lo tenemos en nuestros propios ojos; pero la Ciudad de México es la unión por su crecimiento y el paso del tiempo; de varios pueblos que eran lejanos en un momento.

Es por ello que hoy tocaremos la historia de un pueblo que a propios y extraños, mexicanos y extranjeros, gusta mucho por su belleza, estando casi en el centro de la ciudad, tirando un poco al sur por su tamaño, que la delegación Coyoacán, no es un invento de alguien que, por curioso que parezca, se le ocurrió para desarrollar una delegación constitutiva.

La raíces de esta zona se remontan a la época en que se ubican tribus nómadas en asentamientos con culturas sumamente arcaicas provenientes de árido América --el norte del continente--, previo a la etapa histórica conocida como horizonte preclásico, antes de que hiciera erupción el volcán de la Sierra del Ajusco denominado Xitle --del vocablo náhuatl Xictli: ombligo, mismo que se puede visitar su cráter y fue el encargado de la desaparición de los copilquenses, pero esa es otra historia--.

Ya mas cercanos a la era prehispánica, la zona se reconocía por la habilidad de sus habitantes para el trabajo de la piedra, según datan estudios del doctor en historia mexicana Miguel León Portilla, el Calendario Azteca, la Coatlicue y la Piedra de Tizoc al parecer fueron tallados por coyohuacas.

Con el final de la conquista, en agosto de 1521, después de la caída de Tenochtitlán, Hernán Cortés estableció en Coyoacán su cuartel general hasta 1523 y fundó aquí, el primer ayuntamiento de la Cuenca de México, su casa aún se puede visitar, así como varias propiedades que datan de dicha época, claro está, remozadas por el lógico paso del tiempo.

Llegamos al México independiente, en 1824, el 28 de noviembre para ser exactos; se crea el Distrito Federal por decreto del Congreso Constituyente, pero no es sino hasta 1855 que Coyoacán forma parte de la Tercera Prefectura.

No es hasta el México post-revolucionario en que el 5 de octubre de 1934 se decreta el área centro de Coyoacán como Zona Típica y Tradicional, misma que toma mayor fuerza con la declaración en 1990 de la UNESCO del Centro Histórico de Coyoacán como Zona de Monumentos Históricos

Así, llegamos al año 2000, cuando el Instituto Nacional de Antropología e Historia contaba con 278 inmuebles, en su Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles registrados solamente en Coyoacán.

Coyoacán tiene una oferta de cultura para todos, teatros, foros, iglesias e historia; restaurantes y bares que nutren cada día y noche que pasa, la tradición de un centro de reunión para chicos y grandes, así, que los invito a que vean que harán el próximo fin de semana y sino tienen algo decidido, visiten el centro de Coyoacán, donde podrán pasar una tarde amena solo o acompañados.