Cambio Climático en México y su repercusiones a corto plazo en el país

cambio_climatico

Según datos del Instituto Nacional de Ecología (INE), México es uno de los países con mayor vulnerabilidad ante el cambio climático, pues no hay una sola entidad que no enfrente por lo menos una amenaza grave debido a sus efectos, sin embargo las políticas para prevenir y mitigar los efectos así como las medidas para proteger y conservar el medio ambiente en nuestro país siguen siendo escasas e insuficientes.

De acuerdo con la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal), México muestra un incremento aproximado de 2% anual en emisiones de CO2, por lo que los efectos del cambio climático podrían incrementarse significativamente debido en gran medida a los cambios en el uso del suelo, la contaminación y el desperdicio de agua.

Asimismo según el documento, "La economía del cambio climático", presentado recientemente por la Cepal, en los próximos 20 años se espera un incremento en las precipitaciones extremas en toda la región de Latinoamérica, en México específicamente, se prevé que aumenten en un 10% en el centro, sin embargo en el resto del territorio se espera un aumento en el número de días consecutivos sin lluvia, por lo que incrementará el calor en estas zonas.

 
Ahora, de acuerdo a un estudio realizado por el INE, hay diez sectores vulnerables, entre los que destacan:

a) La agricultura: se prevé que para e 2030 la sobreexplotación y contaminación de los acuíferos provoque que todos los distritos de riego sean económicamente inviables y que para 2050 cambie drásticamente entre 5 y 29% la aptitud del suelo para poder cultivar maíz u otros cereales.

b) La salud: Las estimaciones del INE indican que los factores de riesgo de muertes por golpes de calor se incrementarán en los próximos años, algunas zonas serán más vulnerables a enfermedades como el dengue o el paludismo, así como gastrointestinales e infecciosas, afectando principalmente a niños y ancianos.

c) El agua: para los veranos de 2020 y 2050 se prevén aumentos en la temperatura media entre uno y tres grados centígrados, así como disminución en las precipitaciones de 5 a 10% anualmente, lo que provocará menor disponibilidad de agua.

Las regiones que resultarán más afectadas por esta situación en mayor o menor medida serán Baja California, Sonora, Sinaloa, la región hidrológica de Lerma, las zonas al sur de México y la pennínsula de Yucatán.

El estudio advierte que la distribución y disponibilidad de agua en el país sigue siendo inequitativa, pues la mayor cantidad se concentra en el sur-sureste, mientras que otras zonas padecen por el suministro y señala al Distrito Federal y el Estado de México como las principales entidades con sobredemanda de agua.

El documento de la Cepal, admite que muchas de las estrategias para enfrentar el cambio climático responden a factores regionales, sin embargo hace algunas recomendaciones para implementar algunos elementos comunes con el fin de mitigar los efectos económicos como:

a) Adquirir seguros ante los riesgos más graves y que más daños pueden generar, tanto a la población como a la economía.

b) Proteger la biodiversidad y detener pérdidas irreparables.

c) Promover un cambio cultural alineado con la protección del medio ambiente.

d) Promover procesos de innovación tecnológica en el marco del desarrollo sustentable.

e) Transitar hacia una economía de baja intensidad en la emisión de CO2, promoviendo el uso de tecnologías limpias y creando un sector energético limpio.

Este año, México será sede de la Cumbre del Cambio Climático, uno de los eventos más importantes a nivel mundial sobre este tema, y con ello al gobierno federal y a los legisladores les vendría bien re plantearse cuales son las medidas que se están llevando a cabo y tomar cartas en el asunto.