Los niños y el narcotráfico en México

El narcotráfico y sus devastadoras consecuencias se han insertado en cada aspecto de la vida del mexicano. Los niños, por desgracia, no son ajenos a los problemas causados por el enfrentamiento entre el gobierno y los cárteles de la droga. La niñez mexicana se enfrenta a problemas de medio ambiente, salud, desempleo y, más notoria desde hace algunos años, violencia.

Los daños colaterales de la guerra contra el narcotráfico se hacen más evidentes en niños de escasos recursos que habitan en ciudades fronterizas con altos niveles de violencia, tales como Ciudad Juárez y Tijuana. Se cacula que alrededor de 7 mil niños han sido víctimas directas de este conflicto. Desde el 2006, 4 mil niños y adolescentes fueron asesinados directamente por comandos armados o perecieron en fuegos cruzados entre cárteles o entre estos y el ejército. Los otros 3 mil han quedado huérfanos por las mismas causas.

Es imposible contabilizar a aquellos que se verán afectados de manera indirecta por la violencia que se vive en la región. Y es que los niños en edad escolar están en riesgo, ante el desempleo futuro, de terminar trabajando como sicarios de poca monta para algún cártel de la droga. Aunque no sólo es el desempleo el factor determinante. Muchos niños ven a los narcotraficantes como modelo a seguir y, ¿por qué no deberían? Tienen dinero, mujeres, autos y son intocables. Es más, querer ser bombero o jugar a "policías y ladrones" es cosa del pasado, lo de hoy es jugar a los "secuestros." Respecto a lo anterior, una madre de Ciudad Juárez declaró:

Uno de los compañeros de clase de mi hijo dijo a los niños que llevaran pistolas a la escuela porque iban a formar una banda de narcotraficantes y jugarían a secuestrar niños.

Lo más preocupante es la edad a la que estos jóvenes serán reclutados por los narcotraficantes. Debido al gran atraso en materia educativa hay muchos adolescentes que no estudian ni trabajan: los famosos ninis. De hecho se calcula que al menos la mitad de los 10 mil arrestados por crímenes violentos en Mexicali el año pasado eran menores de 13 años. Mientras no se establezcan programas sociales a la par del despliegue militar en ciudades problemáticas, casos como estos se harán incluso más frecuentes. Aún no se tienen reportes de avances de la nueva estrategia de Ciudad Juárez, pero si en un futuro se demuestra que la situación puede mejorar con este plan integral, la niñez mexicana podría tener una oportunidad más.

Foto: Vanguardia