Acoso escolar en aumento, lo denota Youtube

Hace algún tiempo hablamos sobre bullying y como se comenzaba a notar en las escuelas de todo el país e iba en aumento.

Actualmente además del acoso escolar, el fenómeno se está diversificando por un canal muy conocido: Youtube, y cada vez violenta a más niños que son testigos de estos actos por Internet. Este termino como toda actividad que cambia, ahora se le conoce como cyber-bullying.

El cyber-bulllying es la actividad de difundir peleas escolares en Internet que fueron causadas sólo con el afán de divertir, donde cada vez más niños y jóvenes toman la conducta de la violencia como medio de escape de sus preocupaciones, angustias o problemas y creen, o se hacen creer, que es divertido.

En Youtube pueden verse muchos vídeos de estudiantes que se pelean sólo con el fin de grabar el hecho y compartirlo en redes sociales. La actividad ya no distingue hombres de mujeres, ahora podemos observar que las ansias de violentarse son las mismas en los dos géneros.

Lo sorprendente es que el Estado de México resalta en estas búsquedas y son alumnos de últimos años de primaria, secundaria y preparatoria los que más suben material a la red.

Es preocupante esta situación, pues debe detonar las alarmas personales y sociales de que nuestra juventud y niñez está viviendo situaciones que no son beneficiosas para su desarrollo y que los incita a ser violentos con otros de su edad. ¿Se imaginan qué pasará cuando tengan 18 o 20 años?.

El problema se hace mayor. Existen casos en el que en las ganas de olvidarse de sus problemas los jóvenes se reúnen para tomar y divertirse, pero cuando el alcohol se les sube a la cabeza, han llegado a abusar de sus compañeras de clase y después suben el vídeo a Internet.

Estas situaciones pueden generar desenlaces muy trágicos, como es el suicidio por vergüenza ante los demás, y si volteamos a ver nuevamente el sector social que lo está viviendo, es muy trágico.

¿Cómo se podría evitar estas situaciones? En primer lugar, brindándoles ayuda psicológica por medio de campañas de prevención, con pláticas con sus consejeros y sobre todo, con la educación en casa. Si a nuestros hijos no los enseñamos a prevenir y evitar estas situaciones desde la plática familiar, difícilmente un profesor lo podrá lograr.

Imagen: Heart Industry