¿Apoyas a México? Entonces, ¿qué haces en mi país?

Estados Unidos representa para muchos el epítome de la democracia. En mi opinión, es también el epítome del racismo - algunas veces disfrazado y, otras tantas, tan visible como el uniforme de la Selección Mexicana de fútbol.

En California, Coral Avilez, de 12 años, asistió a su clase de artes en Big Bear Middle School portando la playera del equipo mexicano de futbol con motivo del partido contra Sudáfrica en el mundial de la FIFA. Su profesora, después de preguntarle si apoyaba a México, reaccionó atacándola: "¿Entonces qué haces en mi país? Personas como tú hacen que yo pague impuestos más altos."

Estados Unidos tiene un historial de racismo y discriminación contra los no blancos que el movimiento por los derechos civiles ha señalado con acierto desde hace casi sesenta años. ¿Sesenta años? ¿Y hoy, en 2010, una profesora de secundaria puede hablarle de esa forma a un estudiante?

En tanto no se tomen medidas concretas con respecto a la maestra, la lección que queda para esa niña (que, cabe mencionar, es originaria de Estados Unidos) y sus compañeros de clase es que no tienen libertad de expresión y es peligroso mostrar apoyo a los mexicanos. La lección para los legisladores de Arizona y el gobierno de Obama: la Ley SB1070 hará de Estados Unidos un país con menos migrantes ilegales y más ciudadanos racistas.

Imagen: D-Spot.