Senado discute nuevo impuesto al tabaco

Esta mañana dio inicio el foro "Impuestos al tabaco en México: Mitos y realidades", en el cual el Senado discutirá un nuevo gravamen para los cigarros. El presidente de la comisión de Salud, el panista Ernesto Saro, comentó que el impuesto cuenta con el apoyo de la población, ya que las encuestas revelan que el 70% de los mexicanos mayores de edad no son fumadores.

El impuesto que propone el Senado implicaría añadirle $10 al costo actual de una cajetilla (de 30 a 40 pesos, aproximadamente). Se estima que se recaudarían cerca de 22 mil millones de pesos, lo cuales serían invertidos en la creación de una fondo para el tratamiento de adicciones.

El secretario de Salud federal, José Ángel Córdova destacó que los jóvenes fumadores tiene 13 veces más posibilidades de desarrollar una adicción hacia alguna droga ilegal. La idea del aumento al precio del tabaco no sólo pasa por recaudar más para el sector salud, sino también en desalentar a los más chicos para que no tomen este vicio.

Córdova también indicó que el consumo de tabaco genera pérdidas a la economía mundial por casi 500 mil millones de dólares. La gravamen a los cigarros forma parte de la política de salud del Estado, la cual rechaza por completo el tabaquismo, ya que provoca un sinnúmero de padecimientos entre la población del país.

Yo considero que el gravamen es una buena medida, ya que es cierto que fumar es una actividad que provoca muchas enfermedades, no sólo en quien se echa su cigarrito, sino también en los fumadores pasivos. El tabaquismo se convierte en un problema para todos ya que contribuye al sobrecupo en los hospitales, además de que representa un gasto fuerte para la administración pública.

Al que quiera fumar, que le cueste.

Imagen: Vida Nutrida