Cinco puntos de la guerra contra el crimen organizado

En un principio estuve de acuerdo con la lucha del actual mandatario contra el narco, de hecho todavía estoy lo estoy; pero me pongo a pensar mucho en la situación que viven muchas ciudades sobre todo de la frontera norte. Aquí en Vivir México dimos nuestra opinión sobre en qué se está fallando, cuál es la razón por la cual hasta los niños están atemorizados por la situación en su localidad.

Como habitante del estado de Michoacán también he vivido de cerca, como todos los michoacanos, varios episodios de la lucha contra el crimen ya que fue uno de los primeros estados donde se desplegó un operativo de este tipo. En cada estado se vive de manera diferente, sobre todo en Juarez, y cada quién tiene una perspectiva de la situación; así que daré mi punto de vista personal:

  1. El crimen organizado no se van a acabar. Es muy poco realista decir que con esta lucha que empezó Calderón se acabarán la delincuencia. Existen otros problemas muy arraigados que no han logrado acabar en décadas como la pobreza y la desigualdad, ¿porqué querer acabar con el crimen en solo 4 años?
  2. Los ciudadanos somos mas vulnerables. Es imposible negarlo, han muerto muchas personas inocentes debido a los enfrentamientos en las calles. En cualquier momento una persona puede quedar en medio de una batalla.
  3. Es necesario que se continúe con la lucha. Tal vez no de manera tan frontal como lo ha hecho el actual mandatario, pero no se puede dejar al crimen impune, son delitos que siempre se tienen que perseguir.
  4. Los problemas del crimen no son lo mismo en todos los estados. En muchos estados existe una mayor preocupación por ser asaltado que por quedar en medio de una balacera. Al parecer hoy en día se engloba todo el crimen como un problema que se empeoró con el combate a este, pero en muchos estados ya existía desde mucho tiempo atrás.
  5. La lucha traerá resultados a largo plazo. El problema en el país es que siempre queremos ver resultados a corto plazo de problemas que están muy arraigados. Confío en que en 5 o 10 años esta lucha tendrá resultados positivos. Claro, siempre habrá personas que la consideren una equivocada acción, pero habrá quien considere que trajo buenos frutos.

Reitero, esta es solo mi perspectiva; cualquier persona de otro estado podrá tener una perspectiva totalmente diferente a la mía y son bienvenidas sus opiniones y críticas.