A todo esto… ¿y las muertas de Juárez?

Parece que entre matrimonios homosexuales, abortos, empresas en bancarrota y demás preocupaciones de la vida diaria no hemos olvidado de uno de los problemas sociales más desgarradores de México: el de la creciente ola de feminicidios en Ciudad Juárez. Las muertas de Juárez han caído en un olvido que resulta trágico… pasando por alto su reciente incursión en la moda. De acuerdo a cifras de Amnistía Internacional (AI), la lucha contra el narcotráfico en la zona no ha hecho nada por mejorar la situación:

La desaparición de niñas en Ciudad Juárez ha crecido 400% desde la entrada en vigor, en 2007, del Operativo Conjunto Chihuahua pese a que más de cinco mil soldados han sido desplegados en la región para combatir a la delincuencia organizada.

Aunque el principal objetivo del operativo no era el de atender las desapariciones de mujeres en Ciudad Juárez, en un momento se pensó que la fuerte y constante presencia militar y policial podía hacer algo por reducir estos números, cual antibiótico de amplio espectro. Sin embargo en esta ciudad, donde en una década (1993 – 2003) se reportaron más de 400 asesinatos, cada vez desaparecen más adultas jóvenes y adolescentes trabajadoras en su mayoría de las maquilas que han hecho tan famosa a la zona fronteriza.

Debido a que del total de desapariciones se han confirmado relativamente pocas muertes, organismos como AI concluyen que se ha pasado de “las muertas de Juárez” a “la trata de blancas de Juárez.” Dado que la región del norte de Chihuahua es zona de paso para el tráfico ilegal de drogas hacia Estados Unidos, hay sospechas de que los cárteles de la droga sean los responsables de tráfico de personas o que bien, recluten a estas mujeres para labores de sicarios.

Foto: EL Universal