¿Es posible boicotear al matrimonio gay?

En Vivir México hemos sido muy directos al momento de emitir nuestra opinión respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo. Lo hemos sido también en lo que respecta al delicado tema de la intervención religiosa en asuntos de Estado, pero ese es otro tema. En esta ocasión el llamamiento a la desobediencia y el boicot proviene de civiles, del Consejo de Analistas Católicos de México (CACM), para ser más precisos.

EL CACM, a través de su director Carlos César Montiel González, exhortó a los gobiernos estatales a blindar sus Códigos Civiles para obstaculizar el matrimonio gay y a las parejas heterosexuales a no casarse en el Distrito Federal y boicotear al Registro Civil de dicha ciudad.

En esta ocasión no cuestionaré su derecho a hacer esa clase de llamamientos, pero sí diré que toda esa energía podría ser encaminada a algo infinitamente más positivo. ¿Por qué pedir a los legisladores locales gastar tiempo y recursos públicos que podrían ser encaminados a reformas más urgentes? Gastar fondos públicos para refrendar la agenda católica dentro del aparato gubernamental mexicano es irresponsable y antipatriótico.

En lo referente al boicot a los matrimonios civiles en el Distrito Federal, lo único que lograría ese boicot sería una recaudación menor en fondos del Registro Civil y claro, México NO necesita aumentar su recaudación para fondos del erario, ¿verdad? (Sí, esto es un sarcasmo).

Aún queda por ver con qué tanta aceptación por parte de grupos católicos será recibida esta propuesta.

Foto: El Diario 24