México también cuenta con aeronaves no tripuladas

Hace unas semanas platicábamos del avión no tripulado que el gobierno de Estados Unidos empleará para vigilar la frontera entre México y Texas. Pues los vecinos del norte no son los únicos que cuentan con una flotilla de este tipo. En el desfile militar pudimos observar algunas de las aeronaves no tripuladas (UAVs) con las que cuentan nuestras Fuerzas Armadas.

Aunque no se ha precisado ni el número ni el modelo de estos aviones. Sin embargo, se sabe que la empresa mexicana [Hydra Technologies] y la israelí Elbit Systems han dotado al ejército con estas aeronaves. Al igual que en el caso de la frontera de Estados Unidos, estos artefactos son empleados para vigilancia del crimen organizado. Se habla de algunos Hermes 450, producidos por Elbit Systems, adquiridos por México en 2009. Igualmente, se especula que el modelo que se presentó durante el desfile podría ser una S4/E Ehécatl de Hydra Tecnologies.

Los Ehécatl son producidos en México desde 2002, como un esfuerzo conjunto entre la iniciativa privada con el Gobierno Federal, el Conacyt, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma de Guadalajara y el ITESO. No sólo se emplean para defensa nacional, sino que también para protección civil en caso de desastres y prevención ecológica en incendios forestales. La ventaja de carecer de tripulación lo hace ideal para ingresar en zonas de riesgo, amén de que es muy difícil de detectar.

El uso de aeronaves no tripuladas es una tendencia muy marcada en la seguridad de muchos países. En lo personal, me parece una muy buena inversión, considerando no sólo la coyuntura actual de combate al crimen organizado, sino también su uso en misiones DN-III-E. Mientras que un MQ-9 Reaper (usado por Estados Unidos en territorio fronterizo) puede costar hasta 10.5 millones de dólares por unidad, un Ehécatl tiene un coste mucho más barato (además, orgullosamente hecho en México), y sólo requiere tres personas en tierra para su manejo.

Imagen: Sin Dramas