Siete fueron los principales gastos del Bicentenario… ¿eran todos necesarios?

Cuando celebramos algo en México tiramos la casa por la ventana. ¿Acaso no les ha tocado unos quince años para los cuáles se cierra toda una calle? ¿O un bautizo que se celebra desde el desayuno hasta el recalentado del día siguiente? Al festejar, los mexicanos tiramos la casa por la ventana, y el Bicentenario no podía ser diferente. Fuera de los gastos en carros alegóricos, conciertos y pólvora, hubo siete gastos principales en el nombre de la Independencia, aunque no todos eran completamente necesarios:

Fideicomiso del Bicentenario (3 mil millones de pesos)

Administrado por Banjército, servirá para otorgar becas a 600 mil estudiantes. Hay algo en lo que no se puede escatimar, la educación.
Veredicto: Gasto justificado.

Parque Bicentenario (2 mil millones de pesos) y Corredor Verde (80 millones de pesos)

Se encuentra en construcción un parque en los antiguos terrenos de la Refinería “18 de marzo” en la Delegación Azcapotzalco del Distrito Federal. Tan sólo limpiar los terrenos costó 760 mil millones de pesos. Si hay algo que la Ciudad de México necesita en este momento son más pulmones verdes. Además con el corredor que uniría a este parque con el bosque de Chapultepec se pretende reducir los niveles de violencia en colonias como Anáhuac, Granada, Nextitla, Irrigación y Popotla.
Veredicto: Gasto justificado.

Expo Guanajuato Bicentenario (1,100 millones de pesos)

Consta de varias salas para exposiciones y espacios abiertos que pudieran ser utilizados en eventos futuros. Se le pudiera dar un uso similar al del recinto de la Feria de León… sólo que su ubicación (el limbo entre Guanajuato y Silao) complica un poco su acceso. Por si esto fuera poco, de los 12 millones de visitantes que se esperaban se ha recibido sólo la tercera parte.
Veredicto: Derroche.

Remodelación del Palacio de Bellas Artes (600 millones de pesos)

La remodelación de uno de los edificios más emblemáticos del centro histórico del Distrito Federal. Aunque es importante dar continuidad a esta nueva tendencia en la administración pública de preservar el patrimonio cultural, creo que se pudo haber programado este gasto para el siguiente año fiscal, cuando ya estuviéramos más desahogados.
Veredicto: Gasto justificado, pero no urgente.

Estela de Luz (690 millones de pesos)

El monumento emblemático del Bicentenario que se colocará en 2011 (¿no que era del Bicentenario?) en el Paseo de la Reforma. Tendrá 104 metros de altura y nueve de ancho, una estructura de acero inoxidable importado de Finlandia y forjado en Italia, contendrá 3,500 placas de cuarzo brasileño. Caro, sin chiste y los materiales ni siquiera son mexicanos.
Veredicto: Derroche.

Colección Windsor de Arte para la Galería Nacional (139.3 millones de pesos)

En las palabras de Alonso Lujambio, secretario de Educación:

Jamás habían estado juntas tantas piezas de tanto valor histórico para los mexicanos: es la exposición temporal más relevante del programa de las conmemoraciones.

Veredicto: Igual que con el Palacio de Bellas Artes, pudo haber esperado.

”La Victoria Alada” (39 millones 200 mil pesos)

La enorme escultura instalada en Expo Bicentenario en Guanajuato. ¿La han visto? En lo personal creo que es fea, tosca y cara. Me parecía caro pagar 1 millón de dólares por el retrete de JD Sallinger… pero al menos un inodoro tiene cierta utilidad.
Veredicto: Derroche.

El cochinito está roto, los gastos están hechos y yo me alegro de que, al menos por otros cien años más, podamos regresar a celebrar el inicio de la Independencia y de la Revolución sin mayores gastos que unas cuantas toneladas de pólvora y luces especiales para los zócalos a lo largo y ancho del país. ¡Viva México!

Imágenes: Globovisión | Iluminet | Sky Scraper City | Plaza Principal