Científicos mexicanos logran multiplicar la vida en anaquel de los melones

Miguel Ángel Gómez Lim y su equipo de Ingeniería Genética del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) de la ciudad de Irapuato, lograron prolongar la vida en anaquel de los melones hasta por seis veces; aumentando de 10 hasta 60 días el periodo que pueden resistir sin deterioro.

Este descubrimiento les permitió ganar el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos 2010. Y no solo se logró sextuplicar el periodo sin deterioro; también lograron aumentar la calidad, la textura, el sabor y el aroma de esta fruta. Esto es posible gracias a que desactivaron una enzima responsable de degradar los lípidos:

Lo que hicimos fue inactivar una proteína denominada lipoxigenasa, que es la enzima responsable de degradar los lípidos de las membranas celulares, y de esta forma las membranas tuvieron más integridad. [... Esto permite al fruto] durar más tiempo y conservar muchos atributos como la firmeza y el sabor, que normalmente pierden con el paso de los días.

En otras palabras, introdujeron en las células de la planta una copia del gen de la lipoxigenasa, y cuando las células ven este gen extra, se inactivan las enzimas que provocan la degradación por medio de un mecanismo natural. Este mecanismo solo afectaría al fruto, el resto de la planta queda exactamente igual.

El experimento se realizó en melones conocidos como "Gota de miel", pero Gómez Lim dijo que esta técnica puede aplicarse a prácticamente cualquier fruto carnosos perecederos.

Este tipo de melón puede llegar a costar en Japón hasta 200 dólares. Esperemos que este descubrimiento pronto rinda frutos en beneficio del campo mexicano, ya que podría aumentar su valor de exportación.

Foto CC: privem6